Lunes 16, Julio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Lo que es bueno para el ganso es bueno para la gansa

Editorial

En los últimos años se ha notado como las mujeres costarricenses incursionan cada vez más en roles preponderantes de la sociedad. Hoy vemos a más damas ocupando puestos de relevancia tanto en el sector público como privado, en puestos de elección popular, e incluso ya han ocupado la presidencia de los tres poderes de la República.

Esto es de destacar pues demuestra que las luchas de las mujeres valientes a lo largo de muchas décadas para lograr igualdad de condiciones con los hombres han dado sus frutos.   

Sin embargo, pareciera que, en algunos casos, la inclusión femenina en estos roles significa la exclusión de los hombres de ciertos cargos de relevancia, lo cual es necesario revisar.

No entendemos por qué si por años se ha luchado para incluir a las mujeres y darles igualdad de condiciones, ahora quieren dejar por fuera a los varones. 

Sentimos que esto tampoco está bien, pues es como cobrar revancha por lo que ha pasado desde hace varios siglos, por cosas de las que no tienen culpa los caballeros en la actualidad. 

Uno de estos casos se da recientemente, cuando los diputados de la Comisión de Nombramientos de la Asamblea Legislativa seleccionan la terna de recomendaciones para optar a dirigir la Defensoría de los Habitantes. 

Catalina Crespo, consultora del Banco Mundial con más de 20 años de laborar en materia de derechos humanos; Cynthia Zapata, abogada y directora de Apoyo al Consumidor del Ministerio de Economía, Industria y Comercio; y Tatiana Mora, directora de la Calidad de Vida de la Defensoría de los Habitantes, son las tres elegidas para optar al máximo cargo del órgano defensor. 

Nadie cuestiona que cualquiera de las tres pueda hacer una buena labor en la Defensoría de los Habitantes, sin embargo, llama poderosamente la atención, que no hay participación de hombres en dicha terna, lo cual violenta la paridad de género, por la que se ha luchado durante tantos años en el país. 

Los miembros de la Comisión de Nombramientos manifiestan que se dejaron guiar por la experiencia, currículo y la moral dentro de la función pública. Pero parece que olvidaron el factor género. 

Como dice el dicho, lo que es bueno para el ganso es bueno para la gansa; aunque en este caso podríamos decir lo que es bueno para la gansa debe ser bueno también para el ganso, entonces quisiéramos saber qué hubiera sucedido si la terna para la Defensoría hubiera incluido solo hombres. Es muy probable que se hubiera armado una trifulca, pues las líderes de los grupos femeninos posiblemente hubieran organizado manifestaciones de protesta, y por supuesto exigido que se repitiera el proceso hasta incluir a las mujeres dentro del grupo de elegidos. 

Otra situación que nos extraña es que la comisión no tuviera contemplada que una de las candidatas enfrenta una demanda por una supuesta omisión de información dentro de la función pública, que otra de ellas es cercana a un excandidato presidencial y otra que da a entender que la Defensoría de los Habitantes le hizo publicidad en una conferencia de prensa cuando presentaron datos de un caso que había ocurrido tres años atrás. 

Entre los 19 aspirantes hay hombres que también reúnen las cualidades y alguno de ellos podría haber estado dentro de la terna. ¿Entonces? Si el escenario hubiera sido al revés y aparecen tres hombres en la terna, muchas hubieran protestado y el tema se habría convertido en un escándalo por la exclusión femenina, pero como sucedió a la inversa, parece que no importa la exclusión de ellos. 

El tan cuestionado proceso de elección del titular de la Defensoría de los Habitantes, suma ahora la violación a la paridad de género, ya son dos recursos en instancias judiciales por sus exclusiones en los procesos. El primero presentado por Mireya Zamora quien pidió al Contencioso que se le exigiera su participación cuando presentó los papeles casi cuatro horas después del cierre del plazo. ¿Qué pasó con el mes para enviar la postulación? Esa manía del tico de dejar las cosas para última hora. 

En la reciente conformación de la Asamblea Legislativa vimos un hecho sin precedente con la inclusión de más mujeres como diputadas, lo el cual sirvió de modelo para igualar las condiciones de género. No obstante, tal parece que aquello que se hace con la mano se borra con el codo. En la elección del Directorio Legislativo del 1º de mayo, de los seis puestos, cinco son ocupados por mujeres y solo figura un hombre. ¿Dónde está el ejemplo de la paridad?

Creemos que ya estamos en pleno siglo XXI como para estar excluyendo a los ciudadanos por su nacionalidad, género, color de piel o estatus económico y social. La discriminación debe acabar ya.

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 12 Julio, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA