Domingo 23, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Los colores de los carbohidratos

Vida

Las dietas bajas en carbohidratos son bien conocidas para perder peso, sin embargo, debes saber que, su color también importa y debes cuidarte de los de color beige. 

Existen tres tipos de carbohidratos: almidón, azúcar y fibra.

El primero es lo que usualmente entendemos que son los carbohidratos: alimentos como el pan, la pasta, las papas y el arroz. Pero estas variedades "color beige" no te hacen bien.

Tampoco los carbohidratos "blancos", que se encuentran en alimentos azucarados como bebidas gaseosas, dulces y alimentos procesados y refinados, incluidos los pasteles y galletas.     

La mayoría de los almidones y el azúcar en estos carbohidratos beige y blancos se descomponen en glucosa para obtener energía y si comes demasiados, la glucosa se almacena como grasa.

Por lo tanto, los expertos recomiendan reducir la harina, arroz, papas, pasta, cereales de desayuno y otros granos procesados, así como el pan blanco o negro altamente procesado.

Los cuales puede reemplazar por arroz de coliflor, apio, remolacha, pan de centeno o negro

Incluye, carne, pescado, frutos secos y legumbres. También es importante que la mitad de cada plato sea verde o de colores vivos: vegetales frescos, tomates y berenjenas.

El almidón resistente

 

Sin embargo, hay otro tipo de carbohidrato: la fibra, que se encuentra en frutas y vegetales, lo que podríamos llamar "carbohidratos verdes", los cuales te mantienen satisfecho, vacían el estómago más lentamente y a menudo son la parte de la planta que te abastece de vitaminas y minerales. Además, resultan buenos para tus dientes y encías, así como para tu intestino porque mantienen el movimiento y alimentación de la flora intestinal.

También está el almidón resistente, que se encuentra en alimentos con alto contenido de fibra como lentejas, frijoles y granos enteros no procesados. Este es difícil de digerir, pero de forma positiva: se va directamente a tu colon donde su trabajo principal no es alimentarte sino alimentar a tu flora intestinal y una flora intestinal sana está vinculada con una amplia variedad de beneficios, tanto físicos como mentales.

Un truco que debes conocer para utilizar en tu beneficio es el hecho que el recalentado también puede convertir los carbohidratos malos en buenos. Si recalientas almidones como la pasta o el pan tostado del frigorífico, las moléculas se redistribuyen a sí mismas y se vuelven más resistentes, lo que les permite viajar un trayecto más largo en tu intestino para alimentar tu microbioma.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 29 Junio, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA