Miércoles 20, Junio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Estalla escándalo sexual entre juez y modelos

Mujer denuncia perjuicios en tribunales por su trabajo, San Ramón

  • El 17 de mayo la Fiscalía solicitó investigar al juez, quien fue recusado, pero pese a las pruebas se desestimó investigar el caso

  • María del Mar Vargas Somarribas en un mensaje le dijo a la ofendida que conversó con el juez, quien se refirió al caso

  • En marzo de 2015 Vargas Somarribas, amiga del juez, fue involucrada con una estructura criminal de lavado en Honduras

  • Acusan al juez penal Jorge Steve Fernández por adelantar criterio a una modelo sobre un juicio

Un caso que involucra a dos modelos mantiene en el ojo del huracán a Jorge Steve Fernández, juez penal del Circuito Judicial de San Ramón, a quien señalan por tener relaciones sexuales pagas con una de ellas y lo recusan por sospechas de que adelantó criterio al ventilar hechos privados de un proceso judicial.

El tema lo valoraron un tribunal de ese circuito judicial e Inspección Judicial. Curiosamente ambas instancias desestimaron la recusación, pero la transparencia del proceso deja serias dudas, ya que se omitió y desvalorizó prueba documental y de audio que otros profesionales relacionados con el caso consideran suficiente para abrir una investigación contra el funcionario y el tribunal que lo valoró.

 

VIOLACIÓN

 

El caso empieza en junio de 2017, cuando una joven vecina de ese cantón alajuelense, a quien identificaremos como Shirley por motivos de seguridad, presenta una denuncia donde acusa por violación a su pareja sentimental, un hombre que también era juzgado por los delitos de narcotráfico, amenazas a funcionarios públicos y otros delitos.

A partir de ese momento la investigación y las pruebas del caso motivaron la apertura del juicio, que arrancó en mayo anterior con la convocatoria de las partes y el análisis de la prueba aportada.

En esa primera instancia, cuando se recibía la prueba testimonial, Shirley asegura que tuvo lugar una serie de irregularidades que desembocaron en un fallo que dejó en libertad al acusado por el simple hecho de que ella trabaja como modelo.

La ramonense aseguró que mientras su madre rendía declaración ante el tribunal se hizo acompañar de una amiga, dedicada al mismo negocio, identificada como María del Mar Vargas Somarribas, quien resultó ser conocida del juez Jorge Steve Fernández. Al reconocerla retomaron la vieja amistad.

“Antes del juicio yo no lo conocía a él (juez) y no sabía que ellos se conocían, cuando me di cuenta fue el día que mi mamá fue a declarar porque mi amiga entró acompañando a mi mamá y cuando salió me aseguró que conocía al juez y que había sido cliente de ella.

Salimos del tribunal, nos fuimos a un restaurante cercano y el juez pasó frente al negocio, la vio a ella, la saludó y compartieron números telefónicos”, manifestó Shirley.

 

CONTACTO

 

Después de ese primer encuentro casual que tuvieron en el Sport Bar The House, ubicado cerca de los Tribunales de San Ramón, Shirley asegura que Vargas Somarribas tuvo contacto con el juez dos días después y en uno de esos encuentros posteriores asegura que el juez comenzó a compartir detalles del caso y adelantar criterio con su amiga.

“Ella me dijo que él (el juez) le había hablado del caso, que me mandó consejo del caso mío. De hecho, me comento que el juez le dijo que el caso se iba a tardar unas dos semanas y que él comentó todos los hechos con ella, a tal punto que mi amiga me habló de cosas de la investigación que yo no comenté con nadie porque eran cosas y hechos muy feos”, narró Shirley.

 

EN BARES

 

Shirley afirmó que su amiga le contó que después de ese primer encuentro volvió a encontrarse con el juez en un conocido bar de Palmares, Alajuela, y nuevamente conversaron sobre detalles del caso que se tramitaba en el juzgado. Esta vez fueron datos que la ofendida no había compartido, ya que se trataba de pruebas que la defensa presentó en su momento, como fotografías y audios.

“Me habló de que estuvieron en un bar y que le había comentado de las fotos horribles que había en el expediente (llorando), cosas mías privadas que él no tenía derecho a ventilarlas en un bar. Siento que él se estaba burlando contando sobre los mensajes de texto y las fotos, de las cuales dijo que estaban horribles”, añadió Shirley.

 

RELACIONES 

 

Uno de los encuentros de ambas mujeres tuvo lugar luego de que Vargas Somarribas visitara al juez para un aparente encuentro íntimo. Incluso el testimonio documental indica que el representante del Poder Judicial le pidió criterio a la modelo del caso que se juzgaba.

La ofendida asegura que mientras su amiga y el funcionario judicial tuvieron su encuentro comentaron sobre los hechos que se juzgaban en ese momento.

“Me citó para que nos reuniéramos en un bar de Palmares porque me dijo que había estado en la casa del juez. Cuando llegó al lugar comenzó a contarme sobre las pruebas de la defensa y las supuestas fotos que yo le mandé al acusado.

Además le dijo que yo llegué aparentando algo que no era, seguro porque llevaba puesto un pantalón de vestir, una blusa de manga larga, zapatos bajos y a lo mejor lo que quería ver era una prostituta”, expresó Shirley.

Otro de los hechos que llaman la atención en cuanto a la prueba testimonial que se omitió en la investigación es que el juez habló con Vargas Somarribas de sus compañeros del tribunal.

“También me comentó que la jueza del tribunal era feminista, que no quería a las mujeres como yo porque el esposo le había dado vuelta con una prostituta y por estas cosas me siento denigrada, humillada, atropellada y considero que no fue un juicio justo. Lo único que recibí fue protección a testigos”, agregó.

 

SOLICITUD 

 

Después de todo lo que evidenció la ofendida, el 17 de mayo de 2018 la fiscal auxiliar y el fiscal adjunto del caso, Indiana Moncada Jiménez y Miguel Abarca Rivas, presentaron un oficio a la Fiscalía Adjunta de San Ramón, donde dejan constancia de la situación que se estaba denunciando y fundamentaron con las pruebas que la ofendida presentó a las instancias correspondientes.

“Se recibe manifestación de la señora Shirley, quien indica que la señora María del Mar Vargas Somarribas le indicó que ella no estaba dispuesta a declarar en contra del juez Jorge Steve Fernández, pero que a pesar de esto tiene un mensaje de WhatsApp y grabaciones que demuestran que el juez y su amiga sí estuvieron haciendo comentarios sobre el juicio y que él sí ha emitido criterios sobre el mismo”, se lee en el oficio que los fiscales presentaron ante el Ministerio Público. 

 

PRUEBAS 

 

Los audios y mensajes de texto fueron parte de las pruebas que en principio desestimó un tribunal del Circuito Judicial de San Ramón que analizó los hechos y descartó investigación alguna contra el juez.

Estas pruebas tienen como fuente a Vargas Somarribas y son parte de las conversaciones que tuvo con la víctima y el juez durante los contactos que mantuvieron después de reencontrarse en la sala de juicios.

Shirley asegura que Jorge Steve Fernández la juzgó diferente por haber sido trabajadora de ese ambiente.

“Porque la mayor parte de las personas tiene el concepto de que una persona como nosotras es fuerte y todo mundo lo ve con carácter y objetividad, él llegó y me dijo que como en el momento no hacen nada por el carácter que una tiene, y amiga, aunque uno no quiera escucharlo, no tenemos respeto por nosotras y la necesidad lo lleva a muchas cosas”, escribió Vargas Somarribas a Shirley en un mensaje de texto.

 

DETALLES

 

Los detalles que Vargas Somarribas compartió con su amiga son muy específicos y esto motivó a Shirley a dudar de las acciones del juez, quien según la versión de la amiga ya la había juzgado por ser modelo, adelantando el criterio de lo que posteriormente fue la absolutoria del acusado.

“Todos (los jueces) están de acuerdo que nada justifica una violación, todos lo están y usted esté tranquila porque creo que el juicio la está enfermando mucho, y uno como que malinterpreta las cosas porque vieras ayer con la paz que me hablé (el juez) y me dijo más bien cosas positivas, porque una cosa son las preguntas y otra sentarse un ratico a hablar con él (el juez) y él está muy a favor suyo en muchas cosas que escucho, como profesional me lo dijo”, se escucha decir a Vargas Somarribas en un audio.

 

LAVADO 

 

En marzo de 2015 la ramonense Vargas Somarribas estuvo involucrada en una investigación que llevaron a cabo las autoridades antilavado de activos de Honduras, luego de señalarla por ser parte de una organización ligada al narcotráfico dedicada a realizar desfalcos por más de ¢8.000 millones al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

A la ramonense y otra costarricense de apellido Solórzano se les señaló en ese país como “damas de compañía” de los principales líderes de la organización y además de ellas la Fiscalía hondureña investigó a tres ticas más porque al parecer formaban un grupo de prostitutas que organizaba orgías con funcionarios del IHSS.

La Fiscalía aportó pruebas como comprobantes de depósitos por varios miles de dólares que recibieron las costarricenses, provenientes de las arcas del seguro social hondureño.

La investigación que compartieron medios de Honduras como el diario La Tribuna revela que las mujeres daban favores sexuales y a la vez hacían la función de “hormigas” al sacar los dineros del país en pequeños montos para no ser detectadas.

DIARIO EXTRA solicitó al Poder Judicial información sobre el tema que se elevó a Inspección Judicial, dependencia que desestimó el caso.

“El tribunal de Inspección Judicial nos indica que la causa se encuentra desestimada desde el 4 de junio de 2018 al no encontrarse elementos suficientes para acreditar una conducta irregular”, se lee en un comunicado del Poder Judicial.

Por lo anterior las partes involucradas en el proceso cuestionan la gestión de este caso y aseguran que existió una irregularidad que le resta credibilidad al Tribunal Penal de San Ramón.

PERIODISTA: Gustavo Retana

EMAIL: [email protected]

Jueves 14 Junio, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA