Domingo 23, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Impuesto de 4% golpeará CCSS

Centros médicos privados prevén afectación

Hospitales y clínicas privadas estarían revisando sus planes de contingencia para tomar medidas en caso de aplicarse el impuesto.

En los centros médicos privados y organizaciones como el Colegio de Médicos y Cirujanos, así como la Asociación de Consumidores de Costa Rica, no ven con buenos ojos la propuesta de colocar un 4% de impuestos a la atención médica privada.

Esto forma parte del proyecto 20.580, Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, el cual pretende mitigar el problema con el déficit fiscal actual, que se mantiene en 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

La mayor preocupación que persiste ahora en este sector, según indicaron, es el colapso que se pueda dar en la seguridad social, en otras palabras, que los pacientes opten por buscar atención médica en los servicios de salud públicos.

“Nuestra preocupación en relación con el gravamen que se pueda hacer a los servicios médicos privados va más allá del nivel de afectación que puedan recibir las instituciones, va dirigido al impacto que pueda tener la seguridad social”, comentó Roberto Herrera, director del Hospital Metropolitano y vicepresidente de la Cámara Costarricense de Salud (CCS).

Añadió que, si hoy la atención de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) está saturada, con el impuesto se tonará peor la situación debido que algunos pacientes perderán la capacidad de pagar por la atención médica privada y acudirán a los servicios públicos.

En el caso del Hospital La Católica, comparte criterio con Herrera, pero también señaló que la afectación será para todos aquellos que hacen un esfuerzo económico para recibir este tipo de atención.

“Aumentar costos de los servicios privados limitará las opciones de utilización de servicios de nuestros usuarios, situación que podría incentivar el traslado de pacientes que optaban por servicios privados a la utilización de servicios públicos”, dijo Juri Navarro, director del centro médico.

 

¿PÉRDIDAS?

 

Aunque el impuesto todavía no se aprueba, aparte de encarecer los costos, volvería inevitable una pérdida de clientes, lo que obliga a los hospitales y clínicas a replantear sus estrategias para la oportuna atención de sus clientes.

El jerarca del Metropolitano considera que no será mucho el porcentaje de pacientes que pierdan debido a que procuran acercarse a las necesidades de estos, pero tampoco descartó que sí haya impacto, aun cuando no sabe de cuánto podría ser. Adujo que todo este sector y la clase media percibirán un golpe en sus bolsillos.

“Posiblemente hay una clase privilegiada que este incremento no va a hacerlo cambiar de opinión acerca de dónde recibir la atención médica, pero no cabe duda que la afectación es a la clase media”, acotó Herrera.

Navarro fue más directo, aseveró que el mayor perjuicio que puede tener La Católica es una potencial baja en ingresos por disminución de utilización de servicios y “la consecuente migración de usuarios privados al sector público que saturen aún más los servicios de CCSS y experimentemos cómo país una sobresaturación de las listas de esperas de los distintos servicios de salud pública”.

 

ENGAVETAR PROYECTO

 

Los encargados de velar por el bien de los consumidores del país, Consumidores de Costa Rica, manifestaron que hace más de una semana se presentaron a la Comisión de la Asamblea Legislativa que ve el texto para solicitarles que lo archiven, así como expresan su rotunda negación.

También enfatizaron que la aprobación de la iniciativa golpeará los bolsillos de toda la población, motivo por el cual propusieron medidas para evitar ese 4%.

“Nosotros propusimos eliminar los impuestos a la educación, a la salud, a servicios más artesanales como los que cortan pelo, arreglan uñas y zapatos. Les dijimos que era una tontería querer cobrar este tipo de servicios, cuando iban a perjudicar a las personas que con su esfuerzo logran tener algunos recursos, y que era prácticamente incobrable de parte de Hacienda andar persiguiendo a estilistas o zapateros”, comentó Erick Ulate, presidente de la Asociación.

 

DAÑO A COMPETITIVIDAD

 

Desde el ente colegiado de médicos dejan claras la saturación que tendrá la CCSS con las nuevas personas que busquen sus servicios y la afectación que puedan aquejar los sistemas privados, pero, aunado a ello, vaticinan un golpe severo a la competitividad internacional, en cuanto al turismo médico.

“En el 2017, el turismo médico generó ¢485 millones y creemos que con eso que se le va a cobrar, a recargar al turista. Vamos a perder competitividad y va a perjudicar al país. Nosotros hicimos una propuesta, no tenemos problema en que todo lo que están en salud paguen sus impuestos, estamos de acuerdo”, acotó Andrés Castillo, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos.

“Propusimos que todas aquellas personas que paguen, que se le cobre el 4%, pero que si lo que quieren es controlar los que venden los productos, para no perder la competitividad, que se le devuelva a la población nacional y a la extranjera que venga a operarse o hacerse procedimientos médicos”, añadió.

Consultado sobre si considera que la CCSS tiene la capacidad para hacerle frente al posible incremento de pacientes, auguró una certera saturación y cree que la institución se debe sacar adelante, además de dar un cambio para bien.

 

PLAN DE CONTINGENCIA 

 

Si bien cada vez que los servicios de un país son más caros, las organizaciones buscan un plan que les permita paliar el impacto y, además, prestar atención a los programas de crecimiento, prevén afectación en cuanto a la generación de empleo, entre otras situaciones.

“Si este plan pasa, evidentemente nos va a poner a revisar nuestros planes de desarrollo, con todo lo que implica en la generación de empleo, de oportunidades para profesionales recién graduados. Buscaremos los mecanismos para mitigar el problema, pero habrá una poción de la población que, por más que trate, será difícil enfrentar los costos”, subrayó Herrera.

En el caso de Navarro, subrayó que “por el momento estamos analizando cómo replantear modelos de gestión más eficientes que busquen disminuir costos para que nuestros precios sigan ofreciendo una opción de calidad al mejor precio de mercado”.

DIARIO EXTRA consultó a la CCSS sobre el problema y si considera que son capaces de hacerle frente al acercamiento de más pacientes, a la hora de brindarle servicios, entre otros aspectos, sin embargo, pese a los correos y llamadas telefónicas, no se obtuvo respuesta a la hora del cierre de la nota.

 

• Erick Ulate

Consumidores Costa Rica

“Estudiamos los pronunciamientos de los colectivos sociales y pensamos coordinar acciones con ellos”.

 

• Andrés Castillo

Colegio de Médicos 

“Lo más probable es que no suban los honorarios médicos, pero ese 4% lo va a pagar el usuario”.

 

• Roberto Herrera

Hospital Metropolitano

“Como país se dice que se gana entre un 12% y 13% del PIB en temas de salud. Debemos reconocer que un 30% de ese PIB es del sector privado, es una locura de recursos si tuviera que trasladarse la responsabilidad al Estado”.

 

• Juri Navarro

Hospital La Católica

“Usuarios que hacen un esfuerzo económico para consultar a nivel privado sin duda alguna serán los que más se afectarán con esta medida”. 

PERIODISTA: Sergio Jiménez

EMAIL: [email protected]

Martes 17 Abril, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA