Sábado 22, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Religión y política

Página Abierta / Jorge Enrique Romero*

En una sociedad todos sus factores que la integran influyen.

El grado, la relevancia, la intensidad, efectos, etc., de la incidencia de esos factores (religión, economía, derecho, costumbres y demás aspectos) deben ser tomados en cuenta en la dirección que tome el análisis correspondiente. 

Claro está que se puede ser selectivo en la correlación de esos factores, por cuanto no se pueden analizar todos y relacionarlos sin ton ni son. 

En el caso presente, relacionaré los aspectos de la religión y el de la política. 

El 7 de noviembre de 1889 se funda el Partido Unión Católica, con el apoyo de los altos mandos de la Iglesia Católica, el cual no tuvo éxito electoral. 

En ese tiempo, liberales, masones, anticlericales, entre otros, se opusieron a este grupo religioso. 

Después de esta experiencia de un partido católico, el ex sacerdote Jorge Volio Jiménez, con el Partido Reformista, se postula para Presidente de la República en 1923, sin éxito. 

 Para la década de los años 40 del siglo XX, en Costa Rica, Monseñor Sanabria Martínez desempeña un rol político relevante, en el marco de la guerra civil de 1948.

Estos son algunos pocos detalles de la relación religión católica y política.

En la actualidad, el Tribunal Supremo de Elecciones - TSE- por resolución 1375-E1-2018, hecha pública el 6 de marzo de este año, afirmó que se debe respetar el artículo 28 constitucional que manda, en su párrafo tercero: no se podrá hacer en forma alguna propaganda política por clérigos o seglares invocando motivos de religión o valiéndose como medio, de creencias religiosas.

Por esa razón, sostiene el TSE, la Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense se deben abstener de acciones como las del Manifiesto conjunto, de dichas entidades, pues violan el artículo 136, párrafo segundo del Código Electoral: es prohibido toda forma de propaganda en la cual, valiéndose de las creencias religiosas del pueblo o invocando motivos de religión, se incite a la ciudadanía en general, o a los ciudadanos en particular, a que se adhieran o se separen de partidos o candidaturas determinadas. 

Los hechos prueban que en esta campaña electoral se da una relación clara y evidente entre la religión y la política. Uno de los candidatos a la Presidencia de la República es pastor evangélico y varios diputados del Partido Restauración Nacional son, asimismo, pastores del grupo cristiano no católico.

Otro hecho claro y evidente es que las corrientes políticas tradicionales, que conformaron el bipartidismo: figuerismo - calderonismo, están fuera de este torneo electoral. 

La frase “evangélicos a poder” es más que una mera frase, en un país donde se supone que alrededor de un 52% de la población es católica y un 22% cristianos no católicos. 

El domingo 1 de abril dará el resultado definitivo y cierto, en las elecciones de la segunda ronda, luego de la primera del domingo 4 de febrero del 2018. 

 ¿Qué futuro nos espera?

 

*Abogado, sociólogo ([email protected]).

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 13 Marzo, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA