Lunes 19, Noviembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

LA FLEBITIS

Vida

Se le llama así al trastorno circulatorio que se produce al inflamarse los vasos sanguíneos, el cual básicamente afecta las venas varicosas. En algunos casos, la zona puede empeorar y se forman coágulos en la pared provocando lo que se conoce como tromboflebitis. Las zonas que principalmente ataca son el área de los brazos, piernas y hombros.

Lo alarmante es que muchas veces resulta asintomática hasta que es demasiado tarde, no respeta rango de edad y, de acuerdo con el grado de gravedad, se clasifica en:

• Superficial: el daño se encuentra debajo de la piel, es decir, afecta a las venas. Sin embargo, los coágulos que se forman son pequeños y por lo general no presentan un riesgo.

• Profunda: se produce en los músculos y tejidos. En este caso, la cantidad de sangre es mucho mayor, por lo tanto, hay más presión sobre el coágulo. Lo preocupante es que puede desprenderse y viajar hacia el corazón bloqueando las arterias. Por ello, cuando hay flebitis profunda se presentan complicaciones como embolias y en esa instancia se requiere atención médica inmediata.

Pero no todos los casos son iguales, algunas personas son más propensas que otras, según diversas situaciones. Por ejemplo: embarazo, problemas de cáncer, insuficiencia venosa, alteraciones en la circulación sanguínea, tabaquismo, obesidad, mala postura, traumatismos, quemaduras e infecciones bacterianas pueden influir.

Además, aun cuando en ocasiones la flebitis pasa desapercibida y se descubre de manera accidental, existen síntomas generales como dolor constante en las pantorrillas, sensibilidad exagerada, la zona está caliente, el ritmo cardíaco se acelera, hay fiebre.

 

TRATAMIENTO

 

Una vez identificado el problema, resulta vital acudir con el médico. Si se sigue el medicamento y las instrucciones al pie de la letra, es muy posible que la enfermedad disminuya notablemente en un par de semanas y hasta en días, si se trata de algo leve.

Primero requerirá tomar analgésicos para controlar el dolor y es importante poner una pomada refrescante, encima una gasa y enseguida se aplica un vendaje que presione la zona afectada.

Generalmente, en la receta se agregan un par de antiinflamatorios y los antibióticos, pero estos últimos solo se recomiendan cuando la flebitis se debe a una infección.

 

REMEDIOS

 

• Arándano: esta pequeña fruta posee una inmensa cantidad de nutrientes, además de propiedades que dilatan como los flavonoides, los cuales ayudan a tratar los problemas en la sangre. También comprende un antiinflamatorio que sirve para disminuir el dolor, la hinchazón y el enrojecimiento.

• Aplicar frío y calor, una técnica tan simple como alternar las temperaturas con el fin de reducir la inflamación relajará los músculos y calmará el dolor.

• Aplique la compresa de agua caliente durante 10 minutos, enseguida cámbiela por una de agua fría y así sucesivamente durante 30 minutos. Si la zona afectada es la pierna, súbala para un mejor efecto.

• El árnica, considerada uno de los mejores analgésicos en el mundo de las plantas, pero además reactiva el flujo de la sangre en las arterias y disminuye la aparición de moretones. Puede usarla en pomada, aceite, crema o como té en cantidades pequeñas.

 

PREVENCIÓN Y RECOMENDACIONES

 

Lo primero para prevenir este padecimiento es mejorar la circulación, pues a veces la rutina del día, el trabajo o el estrés no nos permiten movernos ni alimentarnos de forma adecuada. Sin embargo, es importante empezar el cambio para prevenir esta enfermedad.

• La dieta debe tener nutrientes, alto contenido de fibra, suficientes líquidos y pocas sales para que el sistema cardiovascular haga que la sangre fluya de forma adecuada.

• Además, deje la vida sedentaria. Si no quiere hacer una rutina de ejercicio, pruebe con caminar, mover las piernas o solo elevarlas por las noches para que la sangre no se coagule.

• También controle su forma de comer para evitar el aumento o pérdida de peso de forma inesperada y manténgase a temperatura ambiente, evitando sobre todo las temperaturas elevadas. 

• Lo recomendable es mover piernas y brazos por lo menos cada dos horas y al final del día elevar sus piernas apoyando los talones en la pared para que la sangre fluya.

• También puede andar descalzo por ratos, pues ayuda a fortalecer músculos y huesos.

• Es importante evitar el cigarrillo, porque incrementa el volumen en la sangre y, por ende, hay mala circulación cuando se obstruyen los vasos sanguíneos.

• No ignore los síntomas, si repentinamente tiene una hinchazón y dolor en el cuerpo sin motivo aparente, acude a una revisión e intente dormir con las piernas sobre una almohada.

Recuerde que esta información constituye solo una guía para mejorar, pero es indispensable la opinión de un especialista, sobre todo en cuanto a problemas relacionados con la circulación.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 21 Febrero, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA