Miércoles 14, Noviembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Ojalá que obras en aeropuerto no sean más de lo mismo

Editorial

Costa Rica tiene un retraso en infraestructura vial que data de décadas, que se atestigua en los grandes problemas de congestionamiento que día a día miles de ciudadanos sufren.

Pero hay sitios en que esta falencia se observa con mayor fuerza que en otros puntos del país, como sucede con el cruce del Aeropuerto Juan Santamaría, donde actualmente se llevan a cabo obras.

Aunque su propósito es bueno (acabar con las presas en este lugar) viene a sumarse a una larga lista de esfuerzos infructuosos que se han realizado en el mismo punto, pero que no han cumplido.

De ahí que el miedo de gran parte de la población de que, al igual que sus predecesores, todo esto sea únicamente una estrategia para decir que se está haciendo algo solo por tratar de mejorar su imagen.

Son innumerables las quejas constantes por el sobrecargo vehicular, los accidentes de tránsito y la colocación de implementos que buscaron en algún punto mejorar la seguridad vial pero que terminaron afectando otros aspectos.

Lo más complicado es que son de distinta índole los problemas que se viven en este cruce, por lo que, al buscar la respuesta a un problema, era casi automático que se diera un aumento en los otros inconvenientes.

Por ejemplo, hace menos de dos años, las presas ocasionadas por accidentes de tránsito eran un calvario para los miles de conductores y choferes que circulaban en horas pico.

Por lo que para disminuir la cantidad de hechos se colocaron tres semáforos, con los cuales se pretendía poner un poco de orden en cuanto a quién y cuándo debía pasar sobre la carretera.

Aunque la medida sirvió para evitar colisiones y atropellos, reforzó el inconveniente de las presas, algo que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) sabía que pasaría desde un principio.

Los meses continuaron y las autoridades decidieron hacer algunos cambios y una nueva demarcación en el sitio para que quedaran más claro los carriles y los excesos de velocidad.

Pero, de nuevo, esto solo vino a complicar y convertir en un calvario el tratar de circular por este punto en específico que divide la Autopista General Cañas con la Bernardo Soto.

Ejemplos como esos se han repetido una y otra vez, no solo en Alajuela, sino en casi todo el territorio nacional, generalmente porque se dejan de lado o se retrasan obras de mayor envergadura, que son soluciones definitivas y no paliativas.

Ahora, con el arranque de estos trabajos, la incertidumbre por las presas y los resultados que se generarán vuelve a saltar a la vista de conductores, ciudadanos y hasta gobiernos locales.

Pues, aunque el MOPT ha dicho que estas obras son complementarias al proyecto San José-San Ramón, no existe una bola de cristal que asegure que lo hecho hoy se acoplará de buena manera.

O bien, que todo lo que hoy se construye, mañana tenga que ser demolido pues no dio los frutos esperados, como ha sucedido durante los últimos años en casi todos los gobiernos anteriores.

Los cambios viales y mejoras que se realizan en Alajuela no son la solución definitiva y quizás se vuelvan obsoletas cuando arranque el proyecto de la nueva carretera Alajuela-San José.

Por lo que muchos solo esperan que no sea una movida más por parte del Gobierno de la República para decir que inició un proyecto y listarlo entre sus logros al momento de entregar el poder.

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 14 Febrero, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA