Martes 17, Julio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Que no haya impunidad

Fernando Berrocal

El cementazo ha generado una gran indignación y un enorme pesimismo. Hay que mantener y hasta profundizar la justa indignación ciudadana, pero tenemos que superar el pesimismo. Lo fundamental es que no haya impunidad y que los corruptos sean llevados, según su grado de participación en el tráfico de influencias, a los Tribunales de Justicia.

Estos sentimientos, es cierto, presagian una campaña electoral llena de desconfianza, fría, personalista, en que la ciudadanía difícilmente conectará con sus afectos partidarios tradicionales y en la que nadie, ni la mejor encuesta en todo el territorio nacional, está en capacidad de predecir nada sobre lo que sucederá en las próximas elecciones. Todo es incierto. Todo está abierto.

Sin embargo, hay que decir y reconocer que la institucionalidad democrática del país está funcionando y dando buenos resultados:

1.- En la Asamblea Legislativa, una Comisión Investigadora ha funcionado con empeño y dedicación, analizando los hechos, haciendo comparecer a toda clase de actores y así la verdad se ha ido estableciendo, en toda su profundidad y sin compadrazgos, ni protección para nadie. Todos han testificado, desde el Presidente de la República, Ministros, Viceministros, diputados, la Junta Directiva, la Comisión de Créditos, el Gerente, el ex Subgerente y los analistas del BCR, el Superintendente de la Sugef y hasta el Director de la DIS. A nadie se ha protegido y los interrogatorios han sido duros, inclementes y a fondo. 

2.- La Corte Suprema de Justicia, en forma unánime e histórica, reaccionó y el Fiscal General de la República está suspendido por tres meses, a la vez que un magistrado de la Sala III está bajo una fuerte investigación interna y hasta podría ser removido de su alto cargo. Paralelamente, se han reabierto varios juicios contra exdiputados y contra el empresario cementero. 

3.- La nueva Fiscal tiene atestados profesionales y éticos de sobra para asumir los casos y proceder, en las próximas semanas, a una denuncia integral y compleja, aunque personalizada, según los niveles de involucramiento en este enorme tráfico de influencias, con base en la inmensa cantidad de prueba que, al día de hoy, dispone la Comisión Investigadora y el propio Ministerio Público.

4.- La libertad de prensa ha funcionado y los medios de comunicación colectiva han publicado libres de control e influencia alguna, las noticias más destacadas sobre el cementazo. Algunos medios, como Extra, incluso, han puesto sus equipos de periodistas a investigar y ofrecer a la opinión pública hechos nuevos y no conocidos, pero vinculantes y atinentes a los graves y perturbadores niveles de corrupción en tres Poderes de la República y en un banco del Estado. Esto es la democracia en su máxima expresión.

Claro que todo esto es muy duro y que la ciudadanía está dolida e indignada por los hechos revelados, pero la institucionalidad democrática ha funcionado.

Lo que falta y lo que nunca perdonaría el país es que haya impunidad. Eso jamás lo aceptaría la ciudadanía. Los corruptos deben terminar en la cárcel.

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 19 Octubre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA