Lunes 22, Enero 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

¿Qué son los sofocos?

Vida

La fase previa a la menopausia, en la que el cuerpo femenino comienza a cambiar y produce cada vez menos hormonas para controlar la menstruación (estrógenos y progesterona), se denomina perimenopáusica, y cuando no ocurre la regla durante doce meses seguidos llega la menopausia. Entonces, de repente, la mujer siente un calor intenso que provoca sudoración; esos son los sofocos, uno de los síntomas más comunes. Suelen durar entre 5 y 10 minutos. Algunas féminas sufren ligeros sofocos, mientras otras acaban empapadas en sudor. Cuando despiertan por la noche, se llaman sudores nocturnos. Los ejercicios de respiración profunda a veces ayudan. También puede tratar de evitar algunos desencadenantes, como altas temperaturas, bebidas calientes o comida picante.

Claramente estos resultan ser uno de los rasgos de aparición súbita que constituyen el síntoma más común de la menopausia.

 

UNA INTENSA SENSACIÓN DE CALOR

 

Los padecen aproximadamente entre un 15% a un 50% de las mujeres de edad superior a 40 años con ciclos menstruales regulares antes de la transición perimenopáusica. Este porcentaje aumenta a medida que se acerca el cese de la menstruación.

El sofoco es un enrojecimiento de aparición brusca de la piel en la zona del tórax alto, cuello y cabeza, que se acompaña de una sensación de calor corporal intenso y finaliza en ocasiones con una sudoración profusa, cuya duración va desde unos pocos segundos a varios minutos y raramente hasta una hora. Pueden aparecer tanto de día como de noche. 

Por la noche, las mujeres que los padecen pueden agravar los trastornos del sueño e insomnio típicos de esta época menopáusica. Si son de repetición, derivan en fatiga, ansiedad, irritabilidad o incluso disminución de la memoria.

La frecuencia de aparición de sofocos depende de cada mujer. La variabilidad en el padecimiento de sofocos es elevada: hay quienes padecen un solo sofoco al mes y otras que deben hacer frente a un sofoco cada media hora, pero la mayoría de féminas los sufre de modo esporádico y moderado.

 

DISMINUCIÓN PROGRESIVA

 

El exceso de grasa corporal es uno de los factores que predispone este malestar, así como el estrés, el ambiente húmedo y caliente, el espacio cerrado, la ingestión de café, alcohol o comidas muy especiadas.

Hay mujeres que inicialmente solo los sufren por la noche y luego pasan a experimentarlos también durante el día. Hay otras que presentan un mayor número, y, en la medida que pasa el tiempo, disminuyen progresivamente, por lo que no puede hablarse de que aparecen en determinado momento, puesto que varían, tanto como su duración, la cual podría ir de entre tres y seis minutos, pudiendo haber sofocos de mayor y de menor duración. Se han descrito sofocos de hasta treinta minutos.

Más del 80% de mujeres con sofocos los mantienen durante más de un año. Sin tratamiento, suelen remitir de forma espontánea tras varios años de su inicio y una vez concluye la etapa inicial de la menopausia, aunque algunas mujeres pueden llegar a padecerlos durante más tiempo, 15 o incluso 25 años. Se ha reportado que hasta un 15% de mujeres en la década de los 60 y un 9% de mujeres en la década de los 70 sufren sofocos. Por todo ello, con base en la severidad y frecuencia de los síntomas, suele ser recomendable iniciar un tratamiento para intentar reducirlos o eliminarlos.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 17 Octubre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA