Lunes 11, Diciembre 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Partidos políticos y banderas

Álvaro Chaves Sánchez* / [email protected]

Estamos a solo cinco meses de vivir en nuestro país un nuevo proceso electoral, pero todo parece indicar que la frialdad y la apatía podrían ocupar un ámbito cada vez mayor, lo que redundaría en que el abstencionismo puede ser el grupo dominante en el cercano proceso, lo cual no es nada bueno para un sistema democrático, especialmente en momentos que en Latinoamérica comienzan a reflejarse graves crisis de gobernabilidad en algunos países donde sectores políticos resultan involucrados en temas de tráfico de influencias en diversos estratos de poder, donde don dinero sigue siendo el apetecido caballero, el candidato más fuerte para mover anémicas conciencias, carentes de objetivos comunitarios.

La suramericana empresa constructora Odebrecht ha demostrado que ante sus tentáculos muchos funcionarios de gobiernos en algunos países se han inclinado a besarle la mano, razón por la cual presidentes, vicepresidentes, ministros, congresistas y otros altos funcionarios de cuello blanco, como dice el pueblo, salieron pringados. Todo parece indicar que en el nuestro la señalada empresa no encontró mayordomos.

En los índices internacionales de transparencia versus corrupción, Costa Rica dichosamente no está muy mal, pero como toda sociedad hay males que se deben corregir aceleradamente, como son el narcotráfico, el contrabando, la inseguridad ciudadana, la debilidad en el control fronterizo, el desempleo y consecuentemente la desocupación. De esta última salen todas las variables que confunden y desorientan a la juventud, tanto en zonas urbanas como en la zona rural, donde la falta de oportunidades es cada vez mayor.

Posiblemente en los próximos días integrantes de los partidos políticos, así como los candidatos de estos, se animen a visitar las comunidades en busca de motivar a los ciudadanos para que participen en la próxima contienda electoral, lo cual es razonable y beneficioso para la democracia. Algunos levantarán la bandera que identifica el partido y sus propuestas, algunas realizables, otras serán propuestas utópicas que no se podrán alcanzar si no se tiene el sustento económico, pero la que sí se puede lograr y el pueblo tendrá 1.440 días para organizarse y exigirla es que toda acción gubernamental se realice bajo los más estrictos principios de honestidad y transparencia. 

Se debe tener presente que la fuerza de un pueblo organizado en pequeñas células, comités, organizaciones de vecinos, grupos estudiantiles, comité cívico distrital, cimarronas musicales y asociaciones de lucha contra la impunidad y la corrupción conforman una fuerza insostenible.

Ha llegado la hora de pedir cuentas a todos quienes administran la cosa pública, recordarles el juramento constitucional que efectuaron cuando iniciaron la función e indicarles que la Ley de Administración Pública y la Administración Financiera les señala el camino por donde deben transitar, que las pocas banderas partidarias que posiblemente aparezcan en campaña deben guardarlas después de febrero próximo para que levanten con respeto la única bandera de la patria, la tricolor, que miles de costarricenses, especialmente labriegos campesinos, siempre han respetado.

 

*Abogado y exdiputado

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 12 Octubre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA