Viernes 24, Noviembre 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Pensiones: honesta (patriota) solución

José María Penabad López

A grandes males, grandes remedios. El diagnóstico/recomendación surge de la memoria de los siglos. La reciente y prolongada huelga del Poder Judicial planteó un grave desafío al país. Nada más y nada menos que la sinrazón de la utopía costarricense: jubilación de lujo. El Estado de Bienestar se refugia, liquidado, en la nostálgica posverdad. Cada uno en idilio de cálculo con su ventaja para el mañana.

Suma Costa Rica variedad de golosas pensiones cada cual más excéntrica y ventajosa según la influencia demagógica del sindicalismo de turno. Sindicato de gremio. Un solo Dios verdadero, es decir un sistema limitado, honesto, ajustado a las posibilidades de la nación: IVM de la CCSS.

El espíritu de Monseñor Sanabria, R.A. Calderón Guardia y Manuel Mora Valverde, que fue engrandecido, magnificado y garantizado por José Figueres Ferrer, sentó las bases de un grandioso legado despilfarrado por el oportunismo y la ambición. Apartados del IVM se registraron auténticos asaltos a los recursos nacionales, con la influencia política y el sucesivo poder alcahuete, consentidor del atropello.

Wikipedia certifica que somos 4,9 millones de habitantes. Los datos señalan que los ricos aumentan y los pobres crecen. Pensiones a partir de 100 mil colones mensuales con tope que no cruza la frontera de los dos millones, en IVM, mientras que, por la gracia del acomodo sindical, insultantes cifras exhiben unas vergonzosas listas de cinco, siete, diez y hasta 17 millones mensuales, doble en diciembre, para los personajes que se cobijan a la sombra del privilegio de la gestión politiquera.

¿En qué puede gastarse tan fabulosa millonada, recibida puntual tras 30 días calendario? La sociedad costarricense es generalmente conservadora, mucho frijol/arroz, acaso exclusivo gallo pinto y alimentación sin disparate. Whisky escocés y agua de Escocia, para ligar, no es habitual en mesas de las pensiones de lujo, aunque podrían. 

La respuesta surge por medio del Aeropuerto Santamaría: Turismo. Los dineros abultados que la casta lujosa recibe del aporte del sudoroso pueblo costarricense salen del país y se invierten en el exterior. Recreo de unos, trabajo de los más. Y la fiesta sigue porque no existen viriles acciones en Cuesta de Moras para equilibrar la peligrosa balanza, que ya desmorona las arcas públicas. 

El Gobierno, aparentemente indefenso, anuncia que la liquidez palidece. Se está acabando el dinero disponible. No se pueden cumplir obligaciones. Y no olvidemos que el billonario Presupuesto se financia al 50% con el respaldo de préstamos. Endeudamiento año con año y pensiones de lujo que, los “agraviados” pelean ante la Sala IV, en el Parlamento y con la huelga.

La enseña patria -bandera tricolor- resume el principio de universales ecos: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Mucha libertad, nula igualdad, escasa fraternidad es el síncope de la realidad tica presente. El resultado ofrece una sociedad imprevisible, alterada y desconcertada, dominada por una manera de pensar caótica y efímera, donde a menudo se subvierten los principios morales. 

Las redes sociales repiten la sangrante lista con los nombres y provechos. Algún exdiplomático apuntado a los siete millones mensuales, doble en diciembre, cuando la regla que rige a los servidores de la Casa Amarilla deriva hacia IVM (Invalidez Vejez y Muerte) al amparo de la CCSS, como es de ley, no de antojadiza y cruel burla.

Siendo Ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, hoy candidato presidencial, esculpió una frase que debe grabarse en roca, para eternizarse ejemplarmente: “Las pensiones no son para enriquecerse sino para disfrutar de una vejez digna”. El joven y prometedor político, con su externado pensamiento, ha desplegado su pista de despegue si lo acertadamente dicho es utilizado como valiosa arma de combate electoral.

Frente a los movimientos parlamentarios que intentan tímidos recortes, los engolosinados rentistas del sudor del pueblo se aferran a las ricas prebendas aduciendo los derechos adquiridos. Su Estado de Derecho. Y se niegan a admitir lo que Costa Rica vota, cada cuatro años: Estado Social de Derecho. Los diputados patriotas, que elaboran leyes, supuestamente para bien de la comunidad que los elige, disponen de la llave maestra: Una mano lava a otra mano y las dos lavan la cara. Ley nueva desautoriza ley vieja. 

Grandes males, grandes remedios, digo. Y repito: La Asamblea Legislativa goza de la soberana facultad de enmendar yerros, injusticias y deslumbrantes privilegios. Basta alinear al modelo de IVM todas las pensiones y sus adyacentes. Todos iguales ante la ley y todos tallados por idéntico parámetro cívico. Aportaciones y jubilaciones. No queda otra salida, si el barco no se hunde antes. 

Una conseja campesina retrata la circunstancia: “Para salir de un hoyo, lo primero es dejar de cavar”. No se sale del pantanoso hueco si no se deja de disfrutar de las pensiones de lujo. O todos fraternales ticos o la lujuria económica de los soberbios. que se enriquecen locamente despreocupados, lanzará la nave a los arrecifes, tal vez al fondo del mar democrático.

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 13 Septiembre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA