Martes 18, Febrero 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Compromiso por el futuro del cooperativismo

Félix J. Cristiá M.*

El hecho de que hayamos estado vinculados al cooperativismo durante décadas, y en especial a la CCC-CA por más de 30 años, nos ha permitido la oportunidad de observar lo que sucede en el sector cooperativo en los niveles mundial, latinoamericano y nacional.

Se considera a la CCC-CA como “observatorio cooperativo” y en tal condición está muy bien enterada y conoce lo que sucede en los países y en las organizaciones. De ahí la posibilidad de recomendar estrategias y cursos de acción, así como poder ofrecer metodologías y herramientas de apoyo a nuestras prestigiosas y reconocidas cooperativas, las mejores de cada país de Latinoamérica.

Entre los retos del cooperativismo está asumir el cambio, tanto por su inevitabilidad como por la necesidad que las cooperativas continúen siendo relevantes para sus miembros y sus comunidades.

El cambio permanente obliga a ajustar nuestros pensamientos y conductas para no quedar desfasados, con el riesgo de vivir en el pasado cuando el presente y el futuro nos arropa y lanza hacia adelante.

Existe la necesidad de influir, como dirigentes de nuestro movimiento cooperativo, en los esfuerzos por el desarrollo y en las condiciones en que se desenvuelven nuestras comunidades y países.

En el periodo de incertidumbre en que se encuentra el mundo actualmente, producto de los cambios vertiginosos en tecnología, innovación y la forma de hacer negocios, los nuevos medios e instrumentos que apenas se vislumbraban hace apenas 15 años hoy nos lanzan a un nuevo mundo de oportunidades no desprovistos de riesgos y desafíos.

En ese contexto, es necesario analizar el entorno con una visión diferente, aplicando la prospectiva estratégica que apoye las definiciones del modelo económico y empresarial que queremos para las futuras generaciones, como fórmula que promueve y genera bienestar y calidad de vida de los seres humanos por sobre la ganancia individual.

Por eso debemos trabajar con agilidad, visión estratégica y visualización del futuro, para que las cooperativas se superen y ofrezcan respuestas propias. Deben asumir procesos de reconversión, mejoramiento de la calidad, fortalecimiento de la competitividad y de construcción e implantación de un nuevo modelo cooperativo, que incluya nuevas certificaciones cooperativas internacionales, como son las certificaciones de Comités de Educación, de Comités de Vigilancia, de Igualdad de género, gestión de calidad y, claro, del modelo cooperativo Modelcoop.

Además de los temas económicos, hay que asegurar que se tomen en cuenta la filosofía cooperativa, sus principios y la generación de oportunidades y desarrollo de nuestras comunidades.

Ahora hay que sumar el fenómeno de las nuevas migraciones ante las consecuencias de conflictos provocados y no resueltos, combinado con nuevas incomprensiones o políticas impuestas por las clases dominantes, ya no preocupadas por la competencia de un campo hostil al capitalismo salvaje. De ahí que surgen los Trump, Le Pen y nuevas realidades de muros y exclusiones.

Esa realidad impone la obligación de no descuidar nuestras organizaciones cooperativas, porque en este devenir estas serán las que darán respuestas verdaderas, y tendrán que enfrentar el ataque de las empresas lucrativas que luchan por abarcar más espacios e invaden las áreas y servicios hasta ahora reservas de las cooperativas.

El cooperativismo tiene que levantar con más fuerza las banderas de sus principios y valores, rescatar su naturaleza ideológica-filosófica y plantear la inclusión, la responsabilidad social y políticas de cohesión social.

Queda un largo camino por recorrer ya que muchas empresas cooperativas en momentos de bonanza priorizaron su dimensión económica y no su compromiso social. Debe enfrentarse con más decisión la tolerancia al subempleo, la informalidad, la vulnerabilidad y la falta de protección social, que generan debilidad en los procesos de producción, sostenibilidad, seguridad y fortalecimiento de la democracia.

Todas estas son tareas que debe asumir el cooperativismo con firmeza porque en ello nos va el futuro.

 

*Director Ejecutivo

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 26 Abril, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA