Viernes 16, Noviembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

La importancia de cuidar lo que consumimos si estamos enfermos

Vida

Ciertamente el apetito es algo que nos abandona ante la mayoría de malestares físicos pues prácticamente nada nos apetece. Sin embargo debemos entender que si estamos enfermos sin duda la alimentación es muy importante para recuperarnos pronto, eso sí, tenemos que saber que algunos alimentos y bebidas podrían hacernos sentir aún peor.

A continuación conozcamos algunos de esas comidas y bebidas que hay que evitar cuando estamos enfermos para lograr sentirnos mejor mucho más rápido. 

 Café.- Ante cualquier tipo de enfermedad, es mejor evitarlo, pero especialmente si está relacionada con el estómago, pues la cafeína presente en esta bebida es un diurético, por lo que te hará orinar mucho, dejándote deshidratado. Si estás luchando contra algún tipo de virus u otra infección, estar hidratado ayuda a tu sistema inmune a luchar más eficazmente.

Además, resulta aún peor si padeces vómitos o diarrea, ya que en ambos casos te hará perder más líquidos. También estimula los músculos del tracto digestivo y podría intensificar su diarrea.

Jugo de naranja.- Si tienes tos o dolor de garganta es mejor que evites consumirlo porque te hace sentir peor, debido a la acidez. Aunque el jugo de naranja es muy refrescante, cuando estás resfriado y tienes tos puede causarte más daños que beneficios. Esto se debe a que el ácido cítrico irrita más el revestimiento de la garganta ya inflamada, por lo que tu garganta tardará más tiempo para sanar.

Dulces.- Si tienes cualquier tipo de enfermedad es mejor dejar de consumirlos, pero especialmente si se trata del estómago, porque te hacen sentir peor. Comer azúcar refinada puede obstaculizar temporalmente la capacidad de tus glóbulos blancos para defenderse de las bacterias. De modo que después de merendar dulces como galletas, cereales dulces u otro tipo de golosinas, tu sistema inmunológico es más débil y será menos eficiente en la lucha contra los gérmenes que te están enfermando. El azúcar refinado plantea más de un problema cuando tienes molestias estomacales porque extrae el líquido fuera del tracto gastrointestinal, lo que lleva a la diarrea.

Gaseosas.- si sufres cualquier tipo de enfermedad, pero especialmente si es estomacal, mejor no las consumas, pues tienen cafeína (al igual que el café) te deshidratarán y sus azúcares anularán tu sistema inmunológico y alterarán tu tracto gastrointestinal. En caso que el agua no te llame la atención, mejor prueba una bebida con electrolitos rehidratantes, como una bebida deportiva o agua de coco.

Papas fritas y otras frituras.- No es buena idea comer estos alimentos cuando se tiene tos o dolor de garganta, debido a que la abrasividad de estos productos se sentirá como papel de lija en tu garganta desnuda. Cuanto más irritada esté tu garganta, más tiempo tardará en sanar.

Alcohol.- Si padeces cualquier tipo de enfermedad, pero sobre todo si es de estómago no deberías consumir alcohol porque al igual que el café, es un diurético que puede empeorar la deshidratación relacionada con la enfermedad; y puesto que por estar enfermo probablemente ya estás deshidratado, el contenido de alcohol en sangre aumentará más rápido, así que te emborracharás más rápido. Además el alcohol también puede acelerar la digestión, y conducir a heces acuosas o diarrea.

Leche.-Si estás congestionado, no debes tomarla porque te hace sentir peor. Así como es mejor evitar los lácteos cuando se está enfermo porque favorecen la producción de flema y moco. Aunque no hay evidencia clara de esto. Algunas personas encuentran que la lechería hace su flema más gruesa y más desagradable.

Alimentos grasos.- En caso de dolor de estómago, procura no consumir alimentos grasos pues emplean mucho más tiempo para moverse a través del sistema digestivo, lo que puede empeorar las náuseas y desencadenar el reflujo ácido. Además, al provocar espasmos musculares en el intestino, pueden agravar la diarrea.

Comidas picantes.- Si tienes secreción nasal, te hace sentir peor porque los chiles y la salsa reciben el picante de la capsaicina, un compuesto que irritará los conductos nasales y hará que tu nariz moquee. Si ya sufres secreción nasal, el calor sólo la empeorará.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 25 Enero, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA