Jueves 13, Diciembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

¿Un monumento al baile popular?

Adriano Corrales Arias*

Sí, a pesar de la llovizna y un viento frío, con fuegos artificiales, música y danza, el pasado 10 de diciembre por la noche, en el parque Próspero Fernández de la ciudad de Alajuela, se desveló dicho monumento, conjunto escultórico de la reconocida artista costarricense Leda Astorga Mora.

La monumental escultura es un homenaje al baile popular y a la picardía de los alajuelenses, del costarricense en general. Pero con un plus: celebra la hermandad de la ciudad de Alajuela y la ciudad alemana de Lähr, ubicada cerca de la célebre Selva Negra. Por ello, el conjunto retrata a un robusto varón alemán danzando (¿swing criollo?) con una hermosa, coqueta y criolla mujer costarricense, por extensión latinoamericana.

Pero si el motivo y la temática ya de por sí son sui generis, la técnica utilizada en su diseño y construcción lo es mucho más. La obra, de tres metros de largo y tres de ancho y 1. 200 kilos de peso, está realizada en bronce policromado. Su arduo y complejo proceso de trabajo completó dos años. Hasta donde sé, es la primera escultura pública en bronce intervenido pictóricamente en Costa Rica. Todo un hito en la historia al arte nacional. 

El largo proceso partió del diseño y la realización de los respectivos bocetos de la artista. Del boceto seleccionado se elaboró una maqueta vaciada de 20 cm. de alto, la cual se escaneó en 3d y, con un programa especial, se proyectó a la escala real de 3 metros de altura. Para ello se utilizaron nuevas tecnologías en scaner 3d, nubes de puntos y mecanizado CNC a cargo del arquitecto Jorge Luis Aguilar. Una vez lista se trasladó al taller de fundición de Tony Fage en Alajuela. Las labores de fundición y policromado tardaron un año. Luego se preparó el sito en el cual finalmente se transportó y emplazó la voluminosa obra escultórica.

El ambicioso proyecto fue presentado por la actual Vicealcaldesa de Alajuela, para entonces regidora municipal, señora Laura Chavez Quirós, y contó con el patrocinio y decidido apoyo del Concejo Municipal, su señor alcalde don Roberto Thompson y la Asociación para el Desarrollo Integral de Alajuela Centro. Algunas empresas privadas colaboraron con el desarrollo técnico del mismo, dado que son pocas instituciones las que cuentan con la maquinaria adecuada para este tipo de labores.

De esta manera, los habitantes de la socarrona y bulliciosa ciudad de Alajuela, poseen ya un sitio de peregrinación donde, de manera esculturada, se concentra la variopinta y colectiva práctica del baile popular. Es de suponer que en ese parque, idóneo espacio para la pareja danzante de Astorga Mora, se seguirá celebrando el ya tradicional “Baile de la Polilla”, rito anual donde los alajuelenses, bajo la noche tropical, exorcisan sus problemas y traumas dando rienda suelta al sabor, la voluptuosidad y el ritmo sincopado de los cuerpos.

 

*Escritor

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 20 Diciembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA