Martes 24, Abril 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

No coma a lo loco en estos días

Vida

Sin duda ya empezaron a llegar los regalitos de galletas, confites, tamales y demás, porque todo se acelera por estos días; es impresionante como hasta las fechas para fiestas han empezado a quedar fuera del mes de diciembre, o se realizan antes o incluso se pasan para enero. Con esto el que paga los platos rotos es nuestro sistema digestivo al cual hemos tratado de controlar durante el año para no disparar nuestro peso y ahora lo enfrentamos a toda clase de comidas que terminarán por resentirlo.

Recuerda que no hay que comer desmesuradamente solo para socializar pues una buena alimentación tiene efectos protectores frente a algunas enfermedades. Los malos hábitos contribuyen a la aparición de enfermedades tan serias como las cardiovasculares, determinados tipos de cáncer o la diabetes, entre otras patologías, las cuales son responsables de dos terceras partes de las muertes en todo el planeta y la proporción va aumentando. Por esta época las comilonas se multiplican y es muy difícil no caer en la tentación. 

Lograr mantener nuestro peso entre tanto exceso es difícil, pero hay diversas precauciones que podemos tomar para no acabar con más peso que de costumbre, sin la necesidad de renunciar a los principales banquetes.

Apuesta por las verduras y los platos al horno: No todos los banquetes navideños tienen que ser hipercalóricos. De segundo, lo ideal es realizar un plato al horno, perfecto para dar de comer a un grupo grande de gente. 

 Lo importante, en cualquier caso, es deshacerse de la mentalidad poco racional, de que las comidas de Navidad tienen que ser a la fuerza súper abundantes. Esto es precisamente lo que se debe evitar, no sólo para no engordar, sino para cuidar nuestra salud y la de nuestra familia.

Evita ir al banquete en ayunas: Una de las prácticas más habituales de las personas que tratan de no ganar peso durante la Navidad consiste en “reservar hambre” para las cenas, comiendo lo mínimo el resto del día. No es una buena idea. Si llegas a la cena de Nochebuena con un hambre espantosa lo más probable es que acabes comiendo mucho más de lo que deberías. Recuerda: es muy fácil perder el control frente a una mesa repleta de manjares.

Sé selectivo:El principal problema de las comidas navideñas es que, además de ser excesivas en todos los sentidos, son tremendamente variadas. Es muy probable que tengas que enfrentarte a todo tipo de entradas, dos o tres platos y varios postres. Una cosa está clara: si te lo comes absolutamente todo vas engordar sí o sí. Por ello es mejor plantearse antes de empezar cuál va a ser el menú y seleccionar cuidadosamente qué no queremos perdernos. Una vez pensado esto, lo mejor es centrarse en el plato principal que más nos gusta, tomando menos del resto y siendo muy cuidadosos con las entradas y los postres, pues estas son las partes de las comidas más peligrosas y que, generalmente, tienen más calorías. Respecto a los dulces navideños, lo mejor es evitarlos por completo. 

Cuida lo que bebes: La bebida es uno de los grandes peligros de estas fiestas.  El alcohol es la mayor fuente de calorías, pero también son peligrosos los refrescos, cuyo consumo se dispara en Navidad. Evitar el consumo de alcohol por completo es difícil, pero si no quieres engordar lo mejor es que tengas cuidado. No pasa nada por tomar dos copas de vino, pero si te pasas de tragos es imposible que no engordes. Nadie dijo que mantener nuestro peso en Navidad fuera fácil.

Come despacio: No es ningún secreto: comer rápido, además de ser poco saludable, nos lleva a comer más. En las cenas y comidas navideñas se suele comer especialmente rápido, pues hay mucha comida, y los platos se suceden muy rápidamente. Concéntrarse en comer despacio es la mejor manera de controlar lo que comemos y evitar los empachos.

No es necesario renunciar a las grandes comidas navideñas para mantener nuestro peso, pero es necesario compensar estas con una dieta ajustada en los días sin eventos. Lo ideal es apostar por las verduras, las ensaladas, la carne y el pescado a la plancha. Si eres estricto en este sentido, aunque abras la mano en las grandes comidas, no sólo mantendrás tu peso, quizás incluso logres perder unos kilos.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Jueves 08 Diciembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA