Martes 16, Enero 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

El dolor rectal es más común de lo que se piensa

Vida

Es el extremo final del tubo digestivo, donde encontramos precisamente el esfínter que regula el proceso de la defecación y es irrigado por la vena rectal inferior y por la arteria rectal inferior, por donde eliminamos las heces y los gases. La capa del revestimiento interno del ano, o mucosa, posee tres partes que se dividen en la parte glandular, transicional y escamosa (desde la parte más interna a la más externa), para continuar finalmente con la piel del periné.

El dolor anal puede sentirse como dolor, tirantez o incluso pequeños tirones que se notan como latigazos. Médicamente se conoce le con el nombre de proctalgia y la mayoría de las causas que lo ocasionan son benignas. Debemos tener presente que por sí mismo el dolor anal nunca es una enfermedad, sino un síntoma de algún trastorno o afección que precisamente puede estar afectando al ano propiamente dicho.

Aunque es común que el malestar sea causado por afecciones comunes como hemorroides, fisuras o abscesos, lo cierto es que en realidad existen muchas enfermedades o problemas que pueden causarlo:

- Fisura anal: pequeña rasgadura que se sitúa en la piel del ano.

- Fístula ano-rectal: comunicación anormal entre el ano o el recto hacia la piel que lo rodea.

- Hemorroides: venas dilatadas o inflamadas que se sitúan en el ano o el recto. Pueden producir comezón y sangrado, además de dolor.

- Absceso peri-rectal: presencia de pus en los tejidos alrededor del ano. Habitualmente causado por una infección bacteriana, la cual tiende a acumularse en la zona del ano.

Impactación fecal: masa de deposiciones duras en el recto.

- Constipación: dificultad para eliminar las heces.

- Enfermedad de Crohn: proceso inflamatorio crónico que afecta principalmente al tracto intestinal, aunque puede afectar a cualquier parte del tracto digestivo (desde la boca hasta el ano).

- Hematoma perianal: conocida también como hemorroide externa trombosada, consiste en un nódulo doloroso que se localiza en la parte exterior del ano.

- Proctitis: inflamación de la mucosa del recto.

- Úlcera solitaria del recto: ocasiona un fuerte dolor anal.

- Prolapso rectal: protrusión del recto a través del ano. Suele ocasionar heces con mucosidad o sangre.

- Colitis ulcerosa: enfermedad inflamatoria de colon y del recto, ocasionando inflamación y ulceración, diarrea y dolor abdominal frecuente.

- Síndrome elevador del ano: espasmos que se sienten en los músculos alrededor del ano.

- Cáncer de colon: consiste en un tipo de cáncer que se desarrolla en el intestino grueso. 

- Cáncer de ano: se presenta como un fuerte dolor en el ano, además de sangre en las heces y fisuras en el recto. Eso sí, no es muy frecuente.

Por otro lado, ¿sabías que el dolor anal puede también estar producido por una mala alimentación? Por ejemplo, por consumir alimentos con mucha fibra o muy picantes.

No obstante, aunque lo más común es que el dolor anal desaparezca a los pocos minutos o horas de aparecer, o incluso trascurridos unos días, en caso de surgir sangrado anal o en heces o que el dolor siga más tiempo, lo más adecuado es acudir al médico para una valoración rápida y temprana.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 30 Noviembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA