Viernes 18, Enero 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Para no perder trabajo pisa gas y mata empresario

Chofer de bus acepta culpa y pide perdón, San José

  • El imputado Rafael Ángel Campos declaró que su intención nunca fue matar a nadie

  • El accidente se produjo al mediodía del 30 de mayo de 2013

En la sala número 4 de los Tribunales de Tribunales del Primer Circuito Judicial de San José se inició el juicio por el delito de homicidio culposo contra Rafael Ángel Campos y la empresa Discar S.A. por el accidente ocurrido el 30 de mayo de 2013, en el que perdió la vida el empresario Marlon Evans Salazar.

Campos, chofer de bus de la ruta Periférica, durante su declaración asumió la responsabilidad del hecho y pidió perdón a la esposa del fallecido. Además confirmó que estaba al tanto de que ese giro en la esquina de Torre Mercedes en Paseo Colón es prohibido, sin embargo “se la jugó”, sin percatarse que un carro se acercaba por la vía contraría. Manifestó además que esta maniobra la ejecutó para no llegar tarde al trabajo y evitar que la empresa autobusera lo amonestara o lo despidiera.

Asimismo declaró que su vida tras el accidente ha sido difícil, ya que no trabaja como conductor porque fue despedido, mientras que su familia lo tilda de asesino. Confirmó que actualmente se gana la vida como agricultor, pero no de manera fija. Es importante destacar que previo al inicio del proceso se solicitó llegar a un acuerdo, no obstante la parte demandante se negó a esta solicitud. 

 

TESTIGO

 

En el inicio del juicio se llamó a declarar a la testigo Susana Ávila, de profesión médica, quien en aquel momento realizaba la práctica en el Hospital San Juan de Dios. Ese día ella estaba almorzando en un restaurante muy cerca de donde ocurrió el accidente y fue la primera en tratar de auxiliar a Marlon Evans Salazar. En su testimonio confirmó que el afectado estaba consciente después del accidente. 

“Yo me monté en el vehículo por la parte del acompañante y lo primero que hice fue medirle el pulso, rápidamente llegaron los paramédicos. En ese momento no estaba consciente de la gravedad del accidente porque yo solo vi el carro.

Lo subimos en la ambulancia y lo trasladamos al San Juan de Dios, yo tenía guardia ahí todo el día. Siempre estuve a su lado y le dije que estuviera tranquilo porque todo saldría bien. No me imaginé que iba a fallecer”, declaró. 

 

DEMANDANTE

 

Los abogados de Indiana Clachar, la esposa de Evans, exigieron como indemnización a Campos y la empresa Discar S.A. la suma de ¢587.285.556 y ¢85 millones por daño moral.

La viuda ofreció declaración, relató cómo fue su vida junto a Marlon Evans Salazar, dijo que mantuvo una relación con él por 38 años y que se sentía como reina por el trato que él le daba. 

“El impacto que esto me ha causado en la vida ha sido tremendo. Después que pasé esta pesadilla siento que Dios tuvo algún propósito para haberme dejado con vida”, manifestó.

Ante la pregunta de sus abogados, de cómo es su vida ahora, Clachar manifestó que sin querer faltarle el respeto a Dios ahora no le ve sentido, lo comparó como cuando a un pueblo hermoso le cae una bomba y lo destruye todo.

Mientras tanto, Juan Diego Castro, abogado de la familia demandante, al salir de la primera parte de este proceso declaró que lo más le llamó la atención es que un abogado del Instituto Nacional de Seguros (INS) después de tres años de ocurrido el accidente propusiera un arreglo conciliatorio.

“A mí me sorprende que un abogado del INS a estas alturas proponga un arreglo después de tanto tiempo. Se recibió la declaración del imputado, muy emotiva, asumió que había cometido un gran error y dijo que había hecho eso porque la empresa lo presionaba mucho para que no llegara tarde, eso también es muy grave.

Esto es para que pensemos el estrés que manejan muchos choferes de autobús, ya que algunos empresarios tratan a sus choferes como esclavos, eso no justifica nada, pero sí hay que llamar la atención”, sentenció.

PERIODISTA: Rubmari González

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Martes 01 Noviembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA