Domingo 15, Julio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Bromhidrosis, el mal olor en los pies

Este padecimiento es bastante común en muchas personas, quienes suelen sentirse muy incómodas y en ocasiones no pueden disimularlo, pues primero que todo deben saber que el problema tiene nombre, se llama bromhidrosis.

Ahora bien, todo comienza a partir del sudor de los pies. No es que sea un sudor diferente en composición al del resto del cuerpo, aunque es cierto que son los pies los órganos que más sudan.

En cada uno de ellos hay más de 250.000 glándulas sudoríparas y pueden llegar a excretar medio litro de sudor cada uno en un día y aunque no es el sudor el verdadero responsable del mal olor en los pies, si se suda mucho y se dan las circunstancias idóneas para su descomposición va a aumentar el problema.

Entonces, ¿qué tiene que ver el sudor con el mal olor en los pies?

Este problema en general tiene su origen en la proliferación de una bacteria llamada Kyetococcus sedentarius que se alimenta del sudor y de los elementos que lo componen. Ahí está la correspondencia del sudor con el mal olor en los pies porque este pasa a ser el sustrato para que la bacteria se desarrolle a plenitud.

Este microorganismo produce en su propio metabolismo unos ácidos orgánicos malolientes y unas sustancias que se conocen como “compuestos sulfurovolátiles”, que huelen parecido al huevo podrido. 

Si esas bacterias se encuentran en un entorno muy húmedo y cálido como el que forman el calor de los pies, los calcetines y los zapatos, entonces las bacterias tienen el entorno idóneo para reproducirse en grandes cantidades y por ende producirán una mayor cantidad de ácidos orgánicos y compuestos sulfurovolátiles.

Si a esto añadimos las fibras sintéticas con que están fabricados los calcetines y el interior y suela del calzado tenemos todos los factores propicios para mantener los pies muy quietos cuando estamos en público y cuando estamos en casa tener que poner nuestros zapatos afuera para no “ofender” a nuestra familia.

El problema del mal olor en los pies puede agravarse por el estrés, desequilibrios hormonales, toxicidad, contagio por hongos, ingesta de aciertos medicamentos, etc.

A algunas personas la bromhidrosis les condiciona la vida, pero no es más fácil para quienes les rodean, pues tener al lado a alguien a quien le huelen los pies constantemente es un suplicio.

 

CONSEJOS ÚTILES

 

Obviamente el principal remedio es la higiene. Zapatos limpios y si es posible, de tela o piel natural, calcetines limpios y sobre todo de algodón, plantillas de carbón, etc.

Otro consejo sería cambiar el calzado a diario para que la humedad no se mantenga dentro de ellos, así cada día se pondrá unos zapatos secos.

Tomar cápsulas de salvia natural hace que se sude menos.

Usar bicarbonato. El bicarbonato de sodio induce a la oxigenación. 1 o 2 cucharaditas dentro de los zapatos absorberán la humedad y eliminarán el mal olor en los pies. También debería espolvorear los pies recién lavados.

Usar vinagre de sidra de manzana. Un chorro grande de vinagre de manzana en una palangana con agua caliente y sumergir los pies durante 15 minutos todas las noches eliminará el mal olor.

Si los pies huelen muy fuerte utilice té negro. El té negro contiene ácido tánico con poderosas propiedades astringentes que impiden que se sude en exceso. Haga una infusión con 5 bolsitas de té negro en 1 litro de agua hirviendo, déjela que entibie en una palangana y haga un baño de pies de media hora.

Aliméntese de manera inteligente. A veces el mal olor en los pies puede estar relacionado con ciertos tipos de alimentos que se consumen. Si personas con tendencia al mal olor en los pies consumen sabores muy fuertes como ajos, cebollas, chiles y otros puede que el hedor resulte peor. Si ese es su caso mantenga esos alimentos alejados de su dieta, sobre todo en invierno, cuando los pies van más cubiertos.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 11 Octubre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA