Sábado 21, Abril 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

La infidelidad se podría evitar con un mayor contacto físico

Vida

Según estudios, durante un tiempo ansiamos enamorarnos, formar una pareja estable y criar juntos a los hijos, pero pasada la etapa de amor apasionado (cuatro años), entramos en la monotonía, se produce el desgaste y no podemos evitar el deseo de irnos con otro u otra, algo que quienes estudian el comportamiento humano consideran totalmente normal, pues esta apetencia no es más que la consecuencia irremediable de diversos procesos químicos cerebrales. “Efectivamente, si consideramos que el ser humano es un animal más, observamos que hay muy poca monogamia en la naturaleza, apenas unas cuantas especies de pájaros y poco más, lo que implica que aquellos que quieran defender la monogamia como ´lo natural´, lo van a tener difícil”, defienden los expertos. “Ahora bien, a diferencia del resto de los animales, el ser humano piensa, razona, se culturiza y generalmente sustenta sus relaciones sentimentales en la fidelidad sexual. La prueba evidente de ello es que cuando una de las partes engaña a la otra, se produce un enorme sufrimiento y en muchas ocasiones, el desliz provoca la ruptura”, continúan.

 

ENGAÑO FEMENINO

 

Pero además de los procesos bioquímicos “naturales”, ¿qué otros motivos llevan a una persona a engañar a su pareja? Según han revelado algunas encuestas: la atracción o el amor por otro, la curiosidad de vivir una experiencia diferente, vengarse de los escarceos del cónyuge, comprobar que este ya no es lo que necesita, hacer realidad fantasías que dentro del matrimonio no puede llevar a cabo o tener una aventura como intento desesperado de salvar la relación y sobre todo, la falta de sexo en el matrimonio pareciera es la razón más habitual por la que las mujeres buscan satisfacer sus necesidades fuera de casa. Tal parece que muchas se encuentran atrapadas en un matrimonio sin sexo, otro gran porcentaje de ellas solo disfruta de una noche de pasión al mes y otro tanto viven su vida matrimonial sin ninguna emoción.

Por esto, aunque el adulterio suele vincularse más a los hombres, hoy en día, sabemos que en la franja de entre los 30 y los 45 años, es de 50% hombres y 50% mujeres. Esto se debe a que “a medida que los roles familiares cambian y hay una mayor igualdad de género en el trabajo y una mayor accesibilidad a la tecnología, las mujeres tienen más oportunidades de satisfacer los deseos y las necesidades que no encuentran en su propia casa”.

 

¿SE PUEDE EVITAR?

 

La ciencia de momento no ha sido capaz de determinar si por naturaleza somos monógamos, polígamos o monógamos secuenciales, pero sí se saben algunas cosas que influyen en esta realidad. 

Es evidente que nuestra fidelidad depende de muchos factores y sin duda tampoco parecemos inmunes. Sin embargo, el sentimiento vence a la naturaleza. Y cuando alguien está enamorado, no tiende a ser adúltero, por lo que la clave para luchar contra posibles infidelidades radica en intentar mantener la llama lo más viva posible. ¿Y cómo se hace esto? Según sus investigaciones, siguiendo tres consejos: manteniendo relaciones sexuales regularmente, atreviéndonos a innovar para no caer en las “rutinas amorosas” y procurando mantener el contacto físico casi de forma continua. Respecto a este último detalle, se insiste en que las parejas que se abrazan mucho, van de la mano, se apoyan en el hombro del otro y duermen pegados, mantienen una mejor conexión y, por lo tanto, una relación más sólida, a prueba de posibles “terceros”, algo que se ha corroborado con investigaciones.

 

Y CUANDO LA
INFIDELIDAD SALE A LA LUZ…

 

Porque en general, todas estas pautas suelen funcionar bien cuando no se ha llegado a cometer una infidelidad. Pero, ¿es posible recuperar la relación de pareja, una vez ha ocurrido? En general mujeres y hombres piensan que serían capaces de perdonar el engaño, pero la verdad es que la mayoría de las personas que tienen aventuras buscan relaciones a largo plazo, no un breve rollo de una noche; entonces, en el caso de que la historia sea continua, no esporádica, hace aún más daño a la pareja, pues ya no se trata de algo puntual, sino que existe un apego emocional con el tercero que ha entrado en juego.

Así que al segundo intento solo una de cada tres parejas en las que ha habido infidelidad se salva, y el resto acaba deteriorándose en más o menos tiempo, pues ya no se confía en el otro. La pareja que se arregla consigue salir adelante si ha habido arrepentimiento por parte del que ha tenido la aventura, si no, no hay absolutamente nada que hacer…

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 09 Septiembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA