Viernes 21, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

¿Por qué se dice que el jengibre es una “hierba caliente”?

El jengibre es una raíz que tiene un sabor relajante, un poco fuerte pero agradable que ayuda a permanecer alerta y tranquilo, con numerosos beneficios, usada tradicionalmente por muchas culturas gracias a sus propiedades curativas. Muchas de ellas son imprescindibles para el bienestar de la mujer, como por ejemplo aumentar la libido durante la menopausia, prevenir las náuseas en el embarazo o acelerar el metabolismo.

Normalmente se usa para aliviar dolores de estómago, trastornos debido al movimiento o fiebres generales de no mucha intensidad. También es excelente para combatir las náuseas y calentar el cuerpo cuando hace mucho frío (estimula las manos y pies fríos), por lo cual se considera una “hierba caliente”. Se piensa que esta raíz ayuda a prevenir resfriados o acelera el proceso de recuperación. La manera más suave de consumirla es haciendo té.

 

Ingredientes

 

Té de jengibre simple

85 g (3 oz) de raíz de jengibre

3 tazas de agua hervida

Como endulzante: miel, jarabe de arce o azúcar morena al gusto (opcional)

Manzana o limón (opcional)

 

Preparación

 

Lava el jengibre y frótalo bien.

Pela el jengibre y córtalo en rodajas finas y pequeñas. Cuando lo cortes ten cuidado, aunque si lo lavas bien, pelarlo será opcional.

Hierve el agua.

Tendrás varias opciones para realizar el paso siguiente, así que el método dependerá de tu gusto:

Vierte el agua hervida a una tetera donde previamente hayas echado el jengibre fresco en rodajas. Tapa la tetera para que no se enfríe rápidamente y mantener los ingredientes aromáticos en el té. Déjalo en infusión durante 10 a 15 minutos.

Si hierves el agua en una cacerola y no en un hervidor podrás agregar el jengibre a la cacerola y hervirla a fuego lento durante 15 a 20 minutos. Pasado ese tiempo déjalo reposar 5 minutos antes de servirlo.

Usa un infusor de té para que en su interior se queden las rodajas de jengibre en una taza durante 15 minutos. Asegúrate de poner un plato sobre la taza para evitar que los elementos aromáticos se escapen.

Cuela el té después de tenerlo en infusión o hervirlo y sírvelo. Si lo deseas podrías agregarle algún endulzante o saborizante.

Bébelo caliente, a temperatura ambiente o frío, como gustes.

 

Té de jengibre con leche

 

85 g (3 oz) de rodajas de jengibre fresco

1 taza de agua

2 tazas de leche (de vaca o vegetal)

 

Preparación 

 

Hierve el agua. Añade las rodajas de jengibre al agua.

Hierve durante 10 minutos.

Sácalo del fuego. Añade 2 tazas de leche.

Hiérvelo a fuego lento durante 5 minutos.

Sírvelo. Así tendrás un té muy relajante para el estómago.

 

Fusión de té frío

 

2 cucharadas de jengibre fresco rallado

1 litro de agua

El jugo de 1 limón

Cubos de hielo

Endulzante (opcional)

 

Preparación

 

Lava, pela y ralla el jengibre fresco.

Pon a hervir 1 litro de agua.

Añade el jugo de 1 limón.

Cuélalo a un vaso. Añade bastantes cubos de hielo.

Añade los endulzantes de tu preferencia (opcional).

Sírvelo. Ya podrás beber el té.

El jengibre ayuda a aliviar las flatulencias, los cólicos y la indigestión, además reduce la azúcar en sangre, aumenta la transpiración, alivia el dolor menstrual, desintegra la grasa y hace bajar de peso, ayuda a reducir la sinusitis y el dolor de garganta, ayuda a la digestión y aumenta la circulación.

Igualmente puedes agregarlo a cualquier té sin correr ningún riesgo.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 06 Septiembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA