Viernes 24, Mayo 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Tit for tat

José Calvo

La guerra que Bush llevó al Medio Oriente porque creía hacerlo impunemente se volcó contra los Estados Unidos en el episodio del Centro Comercial del 11 de setiembre. Y la que llevó Zarkosy a Libia, como la de Hollande en Siria, se volcó contra Francia en el atentado de París del 14 de noviembre: es inevitable. No importa quien lo haga. En los Estados Unidos se sintió el efecto de la Ley Patriota con que el gobierno se tuvo que proteger de la venganza. Aquello parecía una vulgar dictadura: un país irreconocible. Y en Francia será igual.

Siempre hay una reacción. Y la reacción todavía no es proporcional. ¿Cuál es el efecto de los bombardeos franceses en Siria, y se puede compensar eso con 100 muertos en París? Los que murieron no tenían nada que ver con la conducta de Asad, que es un dictador: el tipo de gobierno que esa región se puede dar, después de los años de ser una colonia, como demuestra el agravamiento de las condiciones en Irak después de Sadam; o en Afganistán después de los talibanes. “Diente por diente y ojo por ojo” no es una máxima para la vida. 

 

El atentado del Estado Islámico en París demuestra la inutilidad de la venganza, pero un político como Zarkosy o Hollande debería comprender que sus acciones en Libia y Siria no se van a quedar sin respuestas: es la condición humana. 

“Si tienes el techo de vidrio no tires piedras al tejado vecino”, y todos lo tenemos. Esta es la primera regla para un gobernante, sobre todo en un Estado poderoso y democrático, que no quiere se convertir en una dictadura. Porque cuesta mucho adquirir el estado democrático y una vez que se coge la bajada es sumamente difícil regresar. 

 

¿Quiénes son los responsables de la conducta de los gobernantes?, los pueblos que sufren las consecuencias, porque George W. Bush ya no estará ahí (puede ir impunemente a cualquier lugar por el miedo que todos le tenemos a los Estados Unidos, y el tribunal de La Haya es para los yugoeslavos). Ni se lograría nada con que Bush estuviera, porque el daño ya está hecho. Él no vale por los miles de vidas que se perdieron con los bombardeos que ordenó.

Los hombres tienen que moderar su conducta, no importa dónde estén. Y esta es la lección que deja la masacre.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 09 Agosto, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA