Sábado 22, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Coma harina de forma saludable

Vida

A

lgo tan imprescindible como alimentarse con el paso del tiempo se vuelto cada vez más complejo, ya que poco a poco ha dejado de ser un hecho instintivo para convertirse en un acto racional. Cambiamos nuestros hábitos, nos volvimos más complicados, precisos y detallistas. Buscamos productos orgánicos y somos cada vez más conscientes del daño que provocan algunos alimentos manufacturados. 

Calculamos calorías, nos culpamos por los excesos y desafiamos las tradiciones de la mesa. Las harinas metidas casi siempre están en las costumbres y encuentros sociales, entonces mojar el pancito en la salsita o ese pedacito de pastel que se comparte durante un té con amigas. La pizza salvadora de los fines de semana, todo eso que parecía incuestionable está siendo confrontado cada vez por más personas que eligen vivir de una manera diferente: sin harinas.

 

VARIOS MOTIVOS

 

Si bien es normal encontrar gente que no consume determinado grupo de alimentos -los vegetarianos, por ejemplo-, la eliminación de las harinas en la dieta parecía algo imposible. Sin embargo cada vez son más los que se animan a probar primero por un tiempo, con metas a corto plazo y objetivos específicos, y luego lo asumen como un estilo de vida.

Pero quienes dejan de comerlas pueden hacerlo por varios motivos, para bajar de peso, los que lo hacen como una filosofía de vida y quienes no tienen otra opción.

Aunque el factor común en todas las historias es que sí se puede, el asunto es que muchos nutricionistas se oponen a su eliminación total porque los hidratos de carbono al digerirse se transforman en glucosa que alimenta órganos y tejidos como el cerebro, los riñones y la retina. Entonces defienden el hecho de que es posible llevar una dieta balanceada que incluya los antojos blancos con solo prestar atención a ciertos cuidados. 

 Dejar las harinas industriales: La ley primera en este camino hacia una alimentación sana. Evitar el supermercado y volver a lo casero es el primer gran paso en este cambio de hábito que suprime la ingesta de aditivos y químicos propios de la producción en serie. Para la merienda de tu hijo compra unas galletas sueltas en la panadería, en lugar de un paquete de galletitas envasadas.

 Elegir tortas frutales: El secreto de la pastelería artesanal es que se elabora con materias primas naturales, por lo tanto al escoger un cheesecake de frutos rojos encontrarás una nueva oportunidad para que tu familia coma frutillas, arándanos y frambuesas naturales. Nada de toppings de mermeladas. El pie de limón se hace con limones de verdad y el mousse de maracuyá también, adiós a cítricos artificiales.

 Incorporar semillas, cereales y frutos secos: No creas en lo instantáneo. Olvídate de la premezcla y de los queques para microondas. Si no te alcanza el tiempo para volver al gesto de amor que hay en preparar la masa, puedes crear una cobertura rica en sabor y energía. Pasa por la pastelería del barrio por un queque seco y personalízalo con una mezcla de semillas, avena, nueces y almendras para aumentar el aporte nutricional de cada porción.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 05 Julio, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA