Viernes 24, Marzo 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 552.11

Venta: ¢ 564.85

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Call center tico en red gringa de lavado

Acusa fiscalía de Boston, Massachusetts

  • En este organigrama de la Fiscalía General del Estado de Massachusetts se observa cómo se vincula al call center PearHead, domiciliado en Costa Rica, con la agrupación detenida

  • La Fiscalía General de Massachusetts indicó que son 33 los acusados

  • La empresa PearHead tiene su sede en este edificio de Santa Ana

Un call center llamado PearHead y con sede en Santa Ana fue acusado en Estados Unidos de lavado de dinero, organización y promoción de juego ilegal y uso telefónico para registrar apuestas, informó la fiscal general del Estado de Massachusetts, Maura Healey.

 

Junto a la empresa, las autoridades estadounidenses acusaron al dueño de esta, a quien identificaron como Travis Prescott, señalado por el delito de legitimación de capitales y conspiración para registrar apuestas.

 

En un comunicado de prensa, divulgado por la oficina de la fiscal Healey, se indicó que PearHead era la compañía que ofrecía los servicios de Internet para una organización criminal, dedicaba a las apuestas deportivas ilegales y era liderada por un expolicía estadounidense, identificado como John Woodman, de 43 años.

 

La investigación, en la cual participaron la Policía Estatal de Massachusetts y la Unidad Contra el Crimen Organizado de ese mismo estado, determinó que las ganancias anuales de esta operación superaban los $3 millones (¢1.611.000.000) y que entre mayo del 2014 a mayo pasado, cerca de $6 millones (¢3.222.000.000) fueron colocados en apuestas. Las pesquisas iniciaron en agosto del año pasado.

 

“...Como parte de esta investigación, Travis Prescott, el propietario y operador del sitio web, PearHead, con sede en Costa Rica, también fue acusado, junto con la propia empresa. La oficina de la Fiscal General acusó a la empresa de lavado de dinero y de organización de juego ilegal, entre otros cargos...”, indica el comunicado.

 

 

EXPOLICÍA ERA LÍDER

 

Las autoridades estadounidenses determinaron que alrededor de 33 personas formaban parte de dicha organización criminal, la cual era liderada por un expolicía identificado como John Woodman, de 43 años.

 

La Unidad de Crimen Organizado de la Policía de Massachusetts recibió información sobre una operación de apuestas al este y al sur de Boston.

 

El caso fue remitido a la División de Control de Juegos de Azar de la Fiscalía General.

 

Woodman, según la Fiscalía, contaba precisamente con 30 agentes que operaban una red de más de 700 apostadores en Massachusetts. 

 

Las apuestas las realizaban mediante el sitio ubicado en Costa Rica llamado PearHead, al cual calificaron como un “off-shore”. Los agentes se encargaban de pagar o recoger las deudas de los apostadores. 

 

Maura Healey, fiscal general, comentó que los acusados amasaron una red de apostadores en una empresa “millonaria que utiliza un sitio web de apuestas 'off-shore' para su contabilidad en un intento de eludir las leyes de juego del estado”, comentó.

 

Richard D. McKeon, superintendente de la policía del estado de Massachusetts, manifestó que siempre han trabajado en la persecución del juego ilegal. 

 

Junto a Woodman, la policía también acusó a su presunta mano derecha, un hombre identificado como Frederick Stevenson, al cual calificaron como el “agente maestro”, ya que le tocaba la supervisión de las cuentas y la gestión con los agentes. 

 

Otros dos de los hombres importantes de Woodman, según la policía estadounidense, fueron Keefe Sheppeck, quien tenía bajo su cargo otros agentes y Daniel Conway, que trabajaba cobrando las deudas.

 

Durante el proceso de investigación lograron determinar que había apostadores que les debían más de $100 mil (¢53 millones).

 

Muchas de estas personas eran perseguidas por la gente de Woodman por lo que, al menos dos, se fueron a vivir a otro estado.

 

VINCULADOS CON MAFIA

 

PearHead también fue mencionada en la acusación contra otro grupo criminal de Nueva York, al cual también señalaron de apuestas ilegales. Dicha banda estaría integrada por un allegado capo de la familia genovese del crimen organizado en Estados Unidos, identificado como Joseph Lascala, alias “Pepe” o “Ziggy”. La Fiscalía de Nueva Jersey determinó en su acusación que a Lascala se le conoce como “el padrino de Nueva Jersey”. A diferencia del caso de Boston, en este de Nueva York contra la empresa o su dueño no se levantaron cargos.

 

Las apuestas funcionaban de la misma forma que en Boston, agentes daban a los apostadores una clave de acceso un sitio llamado www.eag.ag para que hicieran las apuestas. Si no pagaban les cobraban intereses. En la acusación uno de los apostadores reveló a un agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), que había pagado más de $300 mil (¢161 millones) en intereses por deudas en apuestas durante 10 años.
 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL:

Martes 24 Noviembre, 2015

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA