Jueves 22, Agosto 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR



Sucesos

Avión contra narcos no puede volar en C.R.

Aviación Civil mandó comunicación a Cancillería

  • Un Hércules C 130 y un Lockheed P-3 Orion utilizan sistemas de radar para detectar las embarcaciones del narco

  • Un Hércules C 130 y un Lockheed P-3 Orion utilizan sistemas de radar para detectar las embarcaciones del narco

  • El 75% de los decomisos en Costa Rica se logra gracias a la cooperación de equipos técnicos como los radares de los aviones

Dos aviones de guardacostas estadounidenses, un Lockheed P-3 Orion y un Hércules C 130, cuya función es identificar embarcaciones narcotraficantes que suben por las costas del Caribe y el Pacífico costarricense, no podrán sobrevolar más el país debido a la polémica surgida en las últimas semanas por la presencia de helicópteros en suelo nacional.

Enio Cubillo, director general de Aviación Civil, comentó que enviaron a la Cancillería General de la República lo posición de la Sala Constitucional, la cual determinó ante esta situación que únicamente los diputados pueden autorizar el ingreso de este tipo de aeronaves.

“Lo que estamos aclarando ante la Cancillería es el permiso, lo estipulado por la Sala Constitucional, y tendrán que tomar las medidas correspondientes en este sentido”, declaró Cubillo.

La Sala Constitucional emitió el voto 9122-2013, del 5 de julio de 2013, en el cual determinó que la Dirección General de Aviación Civil lesionó el derecho a la paz del país al darle permiso para que ingresaran aeronaves militares no artilladas ante la llegada al país del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

 

CON RADAR CONTRA COCAÍNA

 

El Lockheed P-3 fue un avión diseñado para detectar submarinos en la Guerra Fría, pero cuando terminó ese conflicto pasó a formar parte de los equipos de las autoridades de aduanas de los Estados Unidos, precisamente para detectar embarcaciones de narcotraficantes. Incluso el servicio de Guardacostas de ese país también lo utiliza.

Una fuente policial, vinculada a este tipo de operaciones, comentó que el 75% de la droga que se incauta en Costa Rica se hace gracias a la utilización de esta aeronave, la cual -indicó- no es militar.

“Cuando nos llega una información sobre un barco con droga, entonces el P-3 lo ubica y nosotros lo atrapamos. Tiene equipos electrónicos muy sofisticados, pero no es una aeronave militar”, explicó.

El Hércules C 130, el cual también realiza patrullajes y rastreos con equipos de radar, en el marco del convenio entre Costa Rica y Estados Unidos para la lucha contra las drogas, suscrito desde 1999, llegó al país el jueves y tendrá que irse hoy, sin poder realizar sus funciones y dejando al país a merced del accionar del narco.

En un comunicado oficial de la Embajada de los Estados Unidos indicaron que “...Estados Unidos y Costa Rica comparten una excelente alianza de larga data en cooperación en materia de seguridad, en especial en la lucha contra el tráfico ilícito. Por medio de nuestra alianza, Costa Rica se ha convertido en un líder en Centroamérica en lo que se refiere a la lucha contra el tráfico ilícito de drogas. El éxito de esta alianza se basa en apoyo aéreo para los operativos marítimos de interdicción de drogas que realizan los cuerpos policiales....”.

La sede diplomática agregó que los operativos aéreos suspendidos “...se basan exclusivamente en aeronaves que ya fueron preaprobadas por un acuerdo bilateral de larga data con el Gobierno de Costa Rica...”.

 

TONELADAS DECOMISADAS

 

En momentos que el país se debate en una violenta guerra de bandas de narcotraficantes, la Asamblea Legislativa no toma las resoluciones necesarias y a tiempo para permitir o denegar el ingreso de este tipo de aeronaves.

Gustavo Mata, ministro de Seguridad Pública, comentó a DIARIO EXTRA que el país lleva más de 14 toneladas de cocaína incautadas en lo que va del año, gracias a este tipo de trabajos en conjunto con las autoridades estadounidenses.

Agregó que los carteles criollos, que en estos momentos libran una guerra sangrienta en el país, reciben como pago parte de la droga que las bandas internacionales tratan de pasar por Costa Rica.

Precisamente, acotó el jerarca, incautar estos cargamentos evita que la droga ingrese al país.

La restricción de ingreso llega en un momento cuando tanto el Ministro de Seguridad como el Presidente de la República hacen un llamado a los supremos poderes para luchar contra el narcotráfico.

Mario Zamora, exministro de Seguridad, comentó que esto crea una situación de indefensión, ya que el narcotráfico se mueve en los mares costarricenses y es a través de la información de radar que los guardacostas nacionales y estadounidenses pueden hacer interceptaciones, gracias al convenio vigente entre Costa Rica y Estados Unidos.

“En términos prácticos genera indefensión porque se pierde un instrumento de detección sobre las naves de narcotráfico que invaden ilegalmente nuestro mar patrimonial”, declaró Zamora.

El exministro de Seguridad comentó que corresponde a las autoridades del Ejecutivo y del Congreso resolver esta problemática, lo cual deberían hacer con prontitud si se quiere contar con este equipo técnico.

“La pérdida de este recurso táctico, que es el radar, deja ciego al guardacostas”, manifestó.

Fernando Berrocal, exministro de Seguridad, explicó que el país debe estar abierto a este tipo de cooperación, ya que es el narcotráfico el que viola la soberanía nacional, no así las aeronaves de países amigos que ayudan al combate contra las drogas.

“El trasiego de drogas es un fenómeno transnacional y los narcotraficantes no piden permiso para violar la soberanía de Costa Rica”, comentó.

Rafael Ortiz, presidente de la Asamblea Legislativa, mediante una resolución intentó permitir el ingreso de aeronaves no artilladas sin el permiso de la Asamblea Legislativa.

Argumentó que no sería necesario que se emitiera una resolución del Congreso ante aeronaves que son de aduanas o policiales. Sin embargo la reacción de algunos diputados hizo que echara para atrás su idea. 

¿QUÉ DICEN LOS DIPUTADOS?

 

Gerardo Vargas, legislador del Frente Amplio, comentó que ellos apelaron la resolución de Ortiz porque el artículo 121 de la Constitución indica que les compete a los diputados y diputadas aprobar o reprobar permisos para que naves pasen por el espacio aéreo costarricense o que atraquen en suelo costarricense, “por lo tanto el Presidente no tiene la facultad constitucional de dar un permiso para este tipo de naves.

El hecho de que se estén engavetando (los permisos) no es problema de los diputados sino de los responsables como la gente de Aviación Civil, que no están haciendo su trabajo. El hecho que haya una serie de permisos archivados no es por culpa de los diputados, si esos permisos llegaran a tiempo, pero los van archivando y archivando y después meten en problemas a la Asamblea Legislativa”, explicó.

Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, manifestó que la dinámica que ha funcionado con la cantidad de solicitudes que existe haría de la Asamblea Legislativa y el plenario prácticamente un órgano tramitador de permisos. “Las únicas soluciones que existen son una reforma al Reglamento mucho más expedita, que establezca que estos temas se resuelvan en un plazo más corto que el que se resuelve actualmente.

Lo que sí está pasando también es que el Ministerio de Seguridad ha estado enviando tarde la documentación, incluso la última vez hubo un error en el número de aeronaves que iban a venir de los Estados Unidos, se incluyeron unas que no eran, se tuvo que devolver el documento y hacerse una corrección.

Ha habido errores y tiene que mejorar por parte de Seguridad Pública”, expresó.

Ronny Monge, de Liberación Nacional, dijo que se debe modernizar el Reglamento “y legalmente este país no puede quedarse atrás porque la lucha contra el crimen organizado tiene que ser a nivel internacional y tenemos que hacer un esfuerzo, no solo centroamericanos sino con Estados Unidos y cualquier otro país, eso implica que tengamos la flexibilidad y la rapidez que permitan determinar no solo lo que es narcotráfico sino cualquier otro tipo de crimen organizado”.

Agregó que está a favor de las reformas legales que procedan para que estas cosas se hagan de forma expedita y más bien no se les den alertas y luces a los criminales que van a estar sobrevolando.

“Cuál sorpresa sería para el crimen organizado si se da cuenta qué día estamos diciendo 'pueden sobrevolar el país' o qué día van a estar entrando los buques que están combatiéndolos. Les estamos diciendo que esos días no naveguen, no trasieguen y no hagan nada. No podemos estar teniendo este atraso en la Asamblea Legislativa”, sentenció.

PERIODISTA:

EMAIL:

Sábado 17 Octubre, 2015

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA