Martes 12, Diciembre 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Es ética la derogatoria de la Directriz 30-P

No hay discusión que don Luis Guillermo es hoy presidente de la República en gran parte por el mensaje ético que históricamente ha alimentado el PAC, especialmente en la voz de su fundador el diputado, Ottón Solís, y que ratifico en la campaña política el hoy mandatario. Pero tampoco hay discusión de que la derogación de la Directriz 30-P, instaurada por el gobierno de doña Laura Chinchilla contra los grandes evasores fiscales conlleva en sí un mensaje de alcahuetería en favor de estos depredadores del erario público y asesta a solo un mes y días de inaugurado este gobierno, un golpe brutal al comando central de esa ética, que se supone es el eje central en el manejo de la cosa pública de este gobierno.


En lo personal no tengo duda de la honestidad del señor Presidente y de sus buenas intenciones como Jefe de Estado. Sin embargo, haber derogado la Directriz 30-P ha abierto una puerta para muchas conjeturas y especulaciones políticas que ningún bien le hace al gobierno. El señor Presidente no debe olvidar que la mujer del César no solo debe ser honesta, sino aparentarlo y sin duda esta decisión presidencial ha dejado con ropas muy ligeras a doña Ética, que más pareciera una curvilínea y fogosa bailarina brasileña, que la recatada y virginal dama que conduce el comportamiento de nuestra casa de gobierno.

 

LAS FRICCIONES ENTRE CHINCHILLA, LA NACIÓN Y EL GOBIERNO

 

Llama poderosamente la atención las fricciones que ha producido la derogatoria de la Directriz 30-P entre la señora expresidenta de la República, Laura Chinchilla, la alta nomenclatura del Periódico La Nación y el gobierno del señor Solís. Si bien es cierto, algunos gobiernos como el de Venezuela o Ecuador han usado su poder político para perseguir a las empresas periodísticas y a periodistas, también no es menos cierto, que existen empresas periodistas y periodistas que con su enorme poder, han pretendido cogobernar, han cogobernado y han votado gobiernos.


Quiero decir con ello, que cualquiera de estos dos panoramas son factibles cuando está de por medio el ejercicio del poder político o la posible economía de casi dos mil milloncillos de colones. En síntesis, posiblemente en este festín de dardos como lo llama DIARIO EXTRA, entre el Periódico La Nación y la expresidenta Chinchilla, ambos tengan algo de razón, por aquello que en política y en periodismo los querubines no existen.

 

PREGUNTAS QUÉ HACER ANTE LA DECISIÓN PRESIDENCIAL

 

¿Cuando te inclinas por una conciliación tributaria, no es porque te agarraron con las manos en la masa? Porque quien tiene la razón no concilia, exige respeto.


En la página que publicó La Nación en réplica a la expresidenta Chinchilla, este medio se queja de que la señora expresidenta solo cita a ese periódico, en el tema de evasión de impuestos.


Pregunto, ¿es que hay otros grandes medios de comunicación con problemas tributarios?¿No les parece que sería adecuado aquí, por obligación moral con nuestros ciudadanos y decencia profesional, una de esas bizarras investigaciones periodísticas? Para ver si como roncan duermen. Pregunto al señor Presidente, ¿si hay una conciliación en materia tributaria, también nos hacemos de la vista gorda desde el punto de vista penal, que viva la impunidad señor Presidente? ¿Con que autoridad su gobierno va a pedir un nuevo paquete tributario, si usted que es la cabeza del gobierno, adopta políticas blandengues respecto a los evasores fiscales? ¿Busca la derogatoria de la directriz 30-P un trato más complaciente del periódico La Nación para su administración? Estas no solo son mis preguntas, sino las que se hacen los ciudadanos en la calle, señor Presidente.

 

SON LAS EMPRESAS PERIODÍSTICAS DIFERENTES EN EL CAMPO TRIBUTARIO

 

En este pleito de intereses económicos y políticos se han planteado dos puntos que me parecen relevantes. El primero es el que le plantearon en forma privada los personeros de La Nación a la presidenta Chinchilla sobre el uso de la Administración Tributaria para perseguir a los medios de comunicación e intentar acallarlos. Esta inquietud me parece válida pero peligrosa, porque podría interpretarse que dicha empresa quisiera una política de la vista gorda respecto a sus obligaciones tributarias, mientras que le cae a palos a terceros por asuntos similares, de lo que es testigo y víctima el exministro Herrero.


El segundo, es la afirmación de Herrero de que las empresas periodísticas respecto a materia tributaria son especiales. Con esta apreciación estoy de acuerdo, pues aunque constitucionalmente todos somos iguales ante la ley, desde el punto de vista moral, sí, las empresas periodísticas y periodistas tienen una mayor obligación moral con el país. Si una empresa como La Nación monta toda una campaña contra la familia Herrero y pone en duda su honestidad como funcionarios públicos por problemas tributarios provocando su renuncia, no debería pasar por la vergüenza de ser cuestionada por temas similares, concretamente por una posible evasión fiscal de casi dos mil millones de colones, según Tributación Directa, porque sencillamente pierde autoridad para encabezar las que reconozco como necesarias cruzadas moralistas en el manejo de la cosa pública.


Si bien la tinta y el papel juegan un rol fundamental en la moral pública y privada, no debemos olvidar que para hacer de eso una realidad de peso, esas empresas deben predicar con el ejemplo.

 

*Periodista

PERIODISTA:

EMAIL:

Lunes 16 Junio, 2014

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Por: Luis Fernando Salazar Rojas* / [email protected]

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA