Lunes 23, Octubre 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

¿Guerra de encuestas confunde al votante?

  • El próximo 2 de febrero los costarricenses se deben dar a la tarea de elegir al encargado de dirigir el país por los próximos 4 años

Una guerra de encuestas se desató en los últimos seis meses de la campaña electoral, los resultados lejos de ser similares, más bien parecen no mostrar una tendencia clara en la intención de voto, esto podría estar causando confusión y enredo entre el votante, quien se enfrenta a diversas realidades electorales, según sea el resultado del sondeo que se mire. 

 

Desde agosto a la fecha, se han publicado 10 encuestas, las empresas autorizadas por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para esta labor son Cid Gallup, Borges y Asociados, Unimer y el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), entre otras. 

 

Las diferencia de resultados entre ellas son notorias, así por ejemplo, en agosto pasado se dieron a conocer dos encuestas, una de Borges y Asociados que le daba a Johnny Araya una intención de voto válido de 52%, para aquel entonces Otto Guevara tenía 9,7% y José María Villalta apenas un 3,5% Ese mismo mes, la UCR, dio a conocer otro estudio, en este se le dio al verdiblanco 20%, a Guevara un 1,4% y Villalta 3,5%. 

 

Otro ejemplo de esta situación se dio a inicios de diciembre, cuando se publicaron varias encuestas, la de Unimer le otorgó a Araya y a Guevara un 19% en preferencia y Villalta arriba con un 22%, pero una semana antes, Borges y Asociados había revelado otros resultados, dándole al verdiblanco hasta un 50% en intención de voto, seguido de Villlata, 19%, y Guevara con 16,9%. 

 

Así las cosas, estos estudios lejos de demostrar una tendencia en la intención de voto más bien muestran una realidad “desordenada” y con poca claridad en el tanto que no habría certeza de cual encuesta es la más fidedigna en demostrar la preferencia de los costarricenses. 

 

Ante la pregunta, ¿por qué las diferencias entre uno y otro estudio?, DIARIO EXTRA consultó a cada una de las casas encuestadoras, a excepción de personeros de Cid Gallup quienes al cierre de esta nota no fue posible contactarlos, para conocer a detalle qué piensan sobre las encuestas y los resultados tan dispares entre unas y otras.

 

 

ASESORÍAS VERSUS INVESTIGACIÓN 

 

Para tratar de explicar algunos resultados, algo diferentes entre sí, el director ejecutivo de Unimer, Carlos Paniagua, pidió poner especial atención en diferenciar cuando se trata de una empresa que se dedica a las asesorías políticas o a la investigación, “los resultados pueden ser totalmente distintos, Unimer es una empresa de investigación, que no trabaja para ningún partido político”. 

 

“Se debe valorar qué empresa está detrás del estudio, no hay empresas que trabajen igual, hay controles estrictos de cómo se efectúan, por eso cuesta mucho hacer comparaciones”, según detalló. 

 

Sobre la consulta si este fenómeno estaría provocando algún tipo de consecuencia en el elector, Paniagua aseguró que lo ideal es que el ciudadano esté informado y analice cada resultado. 

 

COINCIDENCIAS: INDECISOS

 

Sin embargo, el factor común que se muestra en estas encuestas son los indecisos, todos los estudios, sin importar empresas, han demostrado que un gran porcentaje de los consultados no sabe por quién va a votar, números que durante estos meses ha oscilado entre un 50% hasta un 15%, según la casa encuestadora. 

 

Lo cierto es que los indecisos representan una buena tajada de la oferta electoral, tanto así que los candidatos intentaran en el último mes de campaña endulzar a ese gran sector del votante, esto con intención de subir su porcentaje de simpatizantes. 

 

Monserrath Alvarado, investigadora del  CIEP de la UCR comentó que a este porcentaje de indecisos se les debe de poner especial atención debido que podrían definir la elección de un nuevo presidente. 

 

Según comentó, los diversos resultados sobre quién va arriba en la intención de voto, podrían estar generando todavía más indecisos, “deja a muchas personas con ansiedad, ¿quién me ofrece el mejor plan?, ¿quién me representa?, en este momento hay un panorama de mucha indecisión, de mucha duda”, acotó 

 

COSA DE TENDENCIAS

 

Consultado al respecto, el encuestador Víctor Borges comentó que no tiene una respuesta del por qué se dan estos resultados tan distintos entre estudios, “cuando se hacen encuestas en épocas parecidas, no van a ser iguales en resultados pero podrían tener cierta tendencias a mostrar las mismas inclinaciones, creo que eso ha sucedido en el último año y medio, aunque esto cambió en las últimas semanas”, comentó Borges. 

 

Precisamente no se puede negar que las encuestas han acertado en el tema de tendencias, en especial en los meses recientes de campaña, que demostraron una baja del candidato liberacionista Johnny Araya, frente a un repunte de José María Villalta. El libertario Otto Guevara se mantiene oscilando entre un segundo y tercer lugar mientras Luis Guillermo Solís junto con Rodolfo Piza se disputan el cuarto puesto, fenómeno que sí quedan claros en los últimos resultados. 

 

 “Nunca las encuestas van a dar igual, podría influir las preguntas y la manera como están redactadas, o el orden”, dijo este encuestador y agregó que, “en algunas circunstancias las tendencias podrían ser similares en un periodo determinado, cuando se dan diferencias más fuertes suele ser porque hubo un hecho político extraordinario”, detalló el experto consultado. 

 

EL ANÁLISIS

 

Para el politólogo y analista Víctor Ramírez solo hay una realidad, “si hay diferencias tan grandes alguna está equivocada, no pueden ser dos realidades a la vez, yo veo que la última de Cid Gallup se acerca mucho a la de Unimer de inicios de diciembre”. 

 

También resaltó que en el último mes se estaría mostrando tendencias muy similares, una es la caída del candidato liberacionista Johnny Araya, la otra el repunte del frenteamplista José María Villalta, “son dos factores que encuentran concordancia entre las encuestas”, según dijo, y finalmente, otro elemento que se expresa en estos estudios es que todavía hay un contingente importante de indecisos.  

 

“No hay lucha de encuestas en mi criterio, lo que había expresado Unimer en la última encuesta a inicios de diciembre, la UCR y lo que hasta ahora dio a conocer Cid-Gallup, es la realidad”, según dijo este politólogo. 

 

Ramírez comentó que las encuestas no tendrían una incidencia importante en el elector, “ese es un timo de la política, si incidieran Araya estaría más fuerte, por lo menos no inciden en el sentido del voto a ganar”, detalló. 

 

Lo que si afirmó el analista consultado, es que ante esta gran cantidad de números y gráficos, el elector podría estar resultando confundido, “pero no lo afectan, hay que ser serio, hay que poner el termómetro bien puesto, hay que decir la verdad, pero sí se confunde. La realidad es una y con estas discrepancias demuestran poca seriedad por parte de algunas casas encuestadoras”, aseguró Ramirez.

 

PASOS A SEGUIR

 

Para este analista, cada partido debe estudiar muy bien los resultados para emprender una estrategia adecuada para enero, “Liberación debería tratar de aglutinar al mayor número de liberacionistas, da la impresión de que es más fuerte el liberacionismo que el mismo candidato. Villalta debería continuar intentando desdibujar su pasado con una tendencia socialista para aparecer más como un hombre conciliador y de centro. Guevara debe tratar de mostrarse como un hombre más de centro de lo que ha sido su posición tradicional. Solís tiene fortalezas personales, la estrategia debería ser venderlo más a él para aglutinar personas que hoy no están en el PAC y se encuentran indecisos”, comentó. 

 

ELEMENTOS DIFERENTES

 

Para Francisco Barahona, cada encuesta se debe analizar según el tipo de pregunta que se realice, la selección del universo, y la metodología en general “no es lo mismo que se haga casa a casa que mediante el teléfono”, dijo este politólogo. 

 

“Además, con alguna frecuencia se pueden dar sesgos de simpatías por parte de los dueños de las compañías que beneficie más a un candidato que a otro”, comentó Barahona y agregó que siempre se debe preguntar,” ¿quién pago las encuestas”. 

 

También recomendó analizar los datos de cada encuesta, con el fin de que cada persona se forme su propio criterio. “el elector debe tener claro que la encuesta definitiva es el 2 de febrero”, afirmó.

 

En cuanto a lo qué deberían hacer los partidos políticos ante este horizonte, Barahona comentó que no deben hacerle mucho caso a tantas encuestas, sino tomarlas como datos de referencia y no hechos consumados.

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Gráficos: Germán Meza

EMAIL:

Lunes 06 Enero, 2014

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA