Sábado 15, Diciembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Editorial

Desde hace un par de meses DIARIO EXTRA dio a conocer acerca de la organización de un evento único en el país, por primera vez se realizaba en suelo nacional el certamen Mr. World Gay.


Este fin de semana el evento culminó con buen suceso, pues un joven de nombre Javier, de apenas 33 años, historiador, administrador y pronto ingeniero industrial, se alzó con la corona que lo acredita como el ganador.


De buen ver y muy culto, humilde y sincero, así es Mr. Gay Costa Rica, quien nos representará en junio en Roma, Italia, para verse cara a cara con 30 participantes de otras latitudes.


El concurso dio de que hablar, pero en medio de esas críticas los organizadores y participantes decidieron poner oídos sordos y seguir adelante en una aventura que jamás imaginaron.


Esa idea pudo parecer descabellada, sin embargo se convirtió en un reto para el gremio. Hay un certamen gay debidamente certificado y hoy contamos con un rey homosexual en la lista de ganadores de concursos de belleza.


Hoy la historia es otra, tras varias horas de concluido el proceso y con el candidato ya elegido, el país enfrenta una realidad antes insospechada que obliga en muchas más proporciones a la tolerancia y el respeto.


No esta de más recapitular que a las calles se han lanzado grupos enteros discriminando sin reparo alguno a los gais, lesbianas, bisexuales y transexuales únicamente por su condición sexual.


Es todo un tema, este año se han levantado las pasiones más profundas de la sociedad. Nunca antes con tanto incidente la comunidad gay pide que se respeten sus derechos, exigiendo un alto a la discriminación.


Tiempo atrás algunos osaron hacer un referendo para consultarle a la población si estaba de acuerdo con las uniones de personas del mismo sexo, la lucha estuvo tan fuerte que la propia Defensoría de los Habitantes y la Sala Constitucional dieron un rotundo no a la propuesta. Claro, era irrespetuosa.


No es para menos, la diversidad sexual no es un asunto de escrutinio público, faltaba que los derechos que le asisten a todo ser humano, contemplados no solo en la legislación nacional sino también en la normativa internacional, se pongan en cuestión por meras inconformidades sociales.


Cada quien elige cómo amar y a quién amar, la libertad sexual es eso, escogencia a criterio personal. Jamás podrán terceros interferir por medio de instrumentos jurídicos en un asunto tan privado.


Pero también es injusto que por meras apreciaciones personales, camufladas o encubiertas en la santidad o espiritualidad, se triture la posibilidad de normar los derechos civiles de este sector de la población. La ley también debe cobijar a las minorías.


Es imposible invisibilizar una realidad, es intolerante cegarse ante la necesidad de cientos de parejas gais de reclamar sus derechos ante el Estado.


Es justamente lo mismo que hace cinco o seis décadas ocurrió con los negros, en aquellos tiempos hasta corrió sangre en la lucha por ser reivindicarse, era casi un pecado mortal tener la piel oscura.


Seamos sinceros, la diferencia nos asusta y levantamos el dedo para señalarlos. Bien dice en las Sagradas Escrituras que “de la abundancia del corazón habla la boca” y a veces hay que pensarlo dos veces para lanzar los dardos.


Los seres humanos somos tan intolerantes que todo aquello que no se apegue a lo que cree, ve y piensa no existe.


Bien por los candidatos que participaron en el certamen Mr. World Gay, al ganador y sus organizadores, pues hacen historia en un país donde la intolerancia y el irrespeto han ganado terreno frente a los derechos de las minorías.


La diversidad sexual es una decisión de carácter personal, en la cual no pueden ni deben intervenir la iglesia, independientemente de su denominación, el Estado ni el sector privado.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 17 Diciembre, 2013

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA